Comenzamos 2019. Abre las ventanas de oportunidad

estrategia personal

En el anterior post nos centrábamos en determinar metas a través de la búsqueda de información para la detección de oportunidades y tendencias. Pero antes de continuar quería hacer unas reflexiones. (leer post anterior Si la verdad está ahí fuera ¡sal a buscarla!)

Seguro que el año que en el año dejamos has tenido experiencias positivas y negativas, aciertos y errores, gente que te aportado, y gente que te ha restado. Antes de continuar vendrá bien una serie de reflexiones para tu estrategia de marca personal y tu proyecto profesional.

Analiza éxitos y fracasos

En algo te habrás equivocado. Aprender de los errores no es fácil si han dejado una huella dura a la que sobreponerse.

Superar el fracaso es más duro cuanto más duras hayan sido sus consecuencias. Nadie quiere hablar de ello, y yo ya lo hice (experiencias propias, no me duele decirlo a través de charlas y algún post (aquí) y a través de un duro libro que publiqué en descarga gratuita para enfrentarse a él y su daño emocional (aquí Plan de Fuga). Plan de Fuga es mi libro más descarnado y vivencial, muy recomendado por psicólogos y psiquiatras, hecho más que sorprendente para mí.

Analiza con frialdad tus fracasos, leves o graves. Y no huyas de enfrentarte a ellos.

Personas positivas, y gente tóxica

También te habrás encontrado con personas que te hayan atraído y con las que hayas colaborado. Selecciona y mantén contacto con aquellos que te hayan aportado algo positivo, en las que se puedan confiar. Haz que sepan que les aprecias, agradece, mantén cercanía con ellas para cuando te necesiten.

Pero habrás sentido atracción por personas (o te habrán atraído ellas) que han resultado negativas, han minado tu paciencia, tu profesionalidad o tu dignidad o tu orgullo. Han minado  algún proyecto o han minado tu autoestima.

Huye de ellas, de las personas tóxicas del año que has cerrado. Cierra puertas con ellas o continuarán siendo un lastre para ti, tus proyectos y tu vida. SI no lo haces tu marca personal quedará contaminada e infectada por terceros.

Y ahora sí, con lo que tienes, con lo que puedes conseguir, y con tu reto, vamos a abrir de par en par las ventanas de la oportunidad.

Las ventanas de la oportunidad

Esta actitud en la búsqueda de nuevos retos nos abre las llamadas ventanas de la oportunidad que representan las distintas visiones a las que podemos asomarnos para visualizar el entorno y diseñar un plan:

  • Ventanas al pasado: a la historia, al benchmark, qué ocurrió, quién innovó, quién acertó. Qué has aprendido, quién te ha aportado, quién te restado.
  • Ventanas al futuro: la imaginación, las tendencias, el manejo de la información que comentábamos en el post anterior (Si la verdad está ahí fuera ¡sal a buscarla!).
  • Ventanas al mercado: hacia las personas; clientes, usuarios, no clientes, no usuarios. Observa comportamiento, analiza necesidades, plantea soluciones; genera una propuesta de valor.

¿A qué esperas? Abre esas ventanas

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3