Carreteras secundarias

carreteras secundarias

No me gusta hablar de lo que sabe todo el mundo. Ni me gusta hacerlo con los que piensan igual que yo. No aprendes nada. Prefiero escuchar y debatir, es más interesante.

Me aburre hablar siempre de lo mismo, girar y girar sobre ello. Me complico en explorar nuevos argumentos. Si no los encuentro prefiero callar.

No me motiva leer los titulares de las noticias, porque no me las creo. Suelo bajar hacia las últimas. Siempre encuentro algo interesante.

No me gusta lo normal, ni lo políticamente correcto. Porque todos no somos iguales y sin embargo buscamos serlo. Mejor ir a contracorriente.

No me planteo ir a la moda, aunque no tengo nada en contra de ella. Opto por esperar a ver qué sobrevive a ella. Un poco retro.

No me atraen los hoteles, ni los ascensores, ni los grandes comedores. Mejor las casas aisladas, los pequeños bares o los campings. Se respira diferente.

No me gusta demasiado el coche, es como ver una película. Elijo moto cuando te da el aire en la cara. Y sin casco si es posible. Es mejor ser actor que espectador.

No me gustan muchas de las cosas que hago. Pero al menos sé que las hago sin que me gusten. No me duele reconocerlo, tampoco pasa nada.

No me gusta dormir, prefiero madrugar y esperar en la terraza al amanecer. Soledad y silencio para pensar y escribir.

Busco la tranquilidad como alguien que sabe lo que es perderla. Dormir tranquilo pero poco cuando se lo que es el desvelo.

No me importa equivocarme solo lamento arrastrar a alguien en mis equivocaciones. Y tengo varios de esos lamentos.

Me gusta perderme y luego encontrarme, pero no quiero que nadie se pierda buscándome por si no me encuentra. Necesito soledad pero pasarla junto a alguien.

No me importa la felicidad pero sí me importa hacer feliz a quien me quiere. Y mucho.

No alabo a las personas por lo que cantan, escriben o hacen. Solo por cómo se comportan con los demás. Muchos pierdes pero otros muchos ganan.

No me gustan las autopistas, prefiero ir por carreteras secundarias. A veces lo importante es el camino. Y sobre todo la compañía.

Nadie es perfecto.

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3