Formación, conocimiento y estrategia personal

la era del conocimiento

Obsesión por saber: la era del conocimiento.

Tenemos al alcance de un clic “todo el saber del mundo”; internet es un acceso directo al conocimiento global, y una tentación para saciar el apetito cerebral.
conocimiento y estrategia personalCualquiera puede convertirse en un experto en pocas semanas. Slideshare, Youtube, bibliotecas virtuales… todo tan cerca que resulta tentador para amplificar tu estrategia personal.

Ver el timeline de Twitter con artículos de PNL, Inteligencia Emocional, Comunicación Personal, Marketing Digital, Gestión Financiera, nuevos recursos para manejo de Redes Sociales… a veces marea.

Controla, dosifica, ejercita la mente pero no la agotes.

No es recomendable ampliar las áreas del conocimiento más allá de nuestra capacidad de saber interpretarlo, de comprender y de tener capacidad para interpretar los cambios de cada área.

Tronco, no ramas

el arbol del saber DMCA copyright complain

DMCA copyright complain

Lo que nos tiene que hacer fuertes y buenos profesionales es la focalización y la especialización. Esta tentación del saber puede llevarnos en nuestra estrategia personal a zonas colaterales fuera de nuestro cuore de negocio personal.

Puede ser a veces una necesidad; adaptarnos a una nueva situación, un nuevo proyecto. Pero no es lo mismo avanzar o ampliar campos puntualmente, que salir de ellos de forma continua y permanente.

Saber de todo no debe ser una meta, más bien puede ser un error. #formacion y #marcapersonal Clic para tuitear

Mi estrategia personal, mi DAFO

En las sesiones de consultoría de marca personal, y en los talleres de formación, aplicamos la herramienta DAFO para la definición de un perfil personal, social y profesional como punto de partida en la estrategia personal.

Al concluirlo medimos nuestra capacidad y la alineamos con nuestra visión y objetivos en el largo y medio plazo.

Este objetivo a largo plazo (el OP) debemos hallarlo en la intersección de tres factores: lo que me gustaría hacer (visión, deseo), lo que sé hacer (capacidad) y aquello que representa una oportunidad (potencial de mercado, tendencias)

En ese momento trazamos una línea de tiempo que disponga:

  • Un punto de partida: me perfil actual.
  • Un punto de llegada: mi objetivo profesional
  • Una estrategia que contenga, entre otras cosas, el desarrollo profesional que necesito para conseguir el objetivo: el área de mejora

Focalízate en lo que te hará crecer

La diferencia entre lo que necesito para llegar al objetivo y mi punto de partida medirá el desarrollo de conocimiento y habilidades para poder alcanzarlo.

Dedicar tiempo y recursos (tiempo, dinero, capacidad de aprendizaje) a temáticas paralelas que sacien la curiosidad pero aportan poco a nuestra estrategia personal lo considero en ocasiones una pérdida de tiempo más allá de saciar la curiosidad.

Y sí, yo soy el primero que suele caer víctima de la tentación del saber. Y a veces me agota.

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3