El Jefe Tóxico y la gestión del talento (1): La flor venenosa

atraccion del talento

Definir el talento

El talento siempre ha sido complicado de definir y por lo tanto la gestión del talento es muy diferente según el tipo de empresa, la cultura corporativa y el estilo de liderazgo.

En términos generales el talento se refiere a la suma del conocimiento, la experiencia, las habilidades y la actitud, y su gestión es responsabilidad de los líderes de equipo y de los responsables en la gestión de personas.

Como sabéis la gestión del talento, del valor de las personas en una organización, comprende 3 procesos:

  1. Atracción, construyendo una imagen que seduzca a los buenos profesionales y así poder disponer de las personas más capacitadas.
  2. Desarrollo de las personas para conseguir mejorar el potencial y el rendimiento futuro del equipo y la organización.
  3. Retención para crear un equipo estable y comprometido que aporte solidez y estabilidad y ayude a alcanzar sus objetivos estratégicos.

Qué bien suena ¿verdad? Pues sabemos de sobra que bajo un Jefe Tóxico no es así y vemos cómo, día tras día, se reprime a las personas provocando justo el efecto contrario a través de una nefasta gestión del talento.

A pesar de las políticas de talento en algunas empresas, si no hay control sobre el jefe tóxico, éste lo tritura sin remordimientos. Veamos por qué.

El peligroso atractivo de algunos líderes (Freud)

Para profundizar en el liderazgo negativo conviene repasar las principales teorías que relacionan el poder y los subordinados. El psicólogo alemán Sigmund Freud las estudió y llegó a unas conclusiones muy interesantes, y muy actuales.

Freud consideraba el grupo como un conjunto de individuos que se relacionan de forma desigual. En sus estudios ya advertía del peligroso atractivo de algunos líderes que una vez conquistado el poder son incapaces de aportar soluciones para mejorar la vida de las personas.

El abuso de poder, narcisismo y sumisión

Freud concluyó que el líder debe controlar las relaciones desde un punto de vista personal y algo egoísta, pero plantea el problema del abuso de poder al afirmar que las personas están tentadas, de forma instintiva y malévola, a explotar la capacidad de trabajo de otras personas sin ofrecer una mínima compensación a cambio.

Pero Freud deja bien marcada la diferencia entre el líder y los subordinados por la influencia del narcisismo que nace de sus propios seguidores hacia su figura, lo que termina degenerando en sumisión.

Líder maduro, líder inmaduro

Distinguió dos tipos de líder: en el líder maduro predomina la colaboración y se centra en la cohesión grupal y la comunicación, mientras que el líder inmaduro es narcisista, autosuficiente y distante, que busca la satisfacción de las propias necesidades. Y la inmadurez es una de las pistas a seguir para descubrir  un Jefe Tóxico.

Distinguió dos tipos de líder: en el líder maduro predomina la colaboración y se centra en la cohesión grupal y la comunicación, mientras que el líder inmaduro es narcisista, autosuficiente y distante, que busca la satisfacción de las propias necesidades. Y la inmadurez es una de las pistas a seguir para descubrir  un Jefe Tóxico.

Persuasivo y contagioso

Persuadir es gestionar la capacidad de influencia y aprovechar los recursos de la comunicación para el ejercicio del poder; un mensaje adecuado, una meta que alcanzar y satisfacer un deseo. Roberto Cialdini, uno de los más influyentes maestros de la persuasión, nos define con maestría las claves, de las que rescatamos para este post las dos más relevantes.

  • Las personas son convencidas fácilmente por otra gente con quien se sienten a gusto.  El atractivo personal, entendido como aspectos visuales y emocionales, genera respecto, escucha y adhesión.
  • La escasez percibida generará demanda. El Jefe Tóxico te propondrá lo que anhelas y deseas para sumarte a su causa. Te necesita para cubrir al que ya se ha ido, y sabe que esto resulta caro y comprometido, pero es su forma de gestionar el equipo.

El Jefe Tóxico tiene muchas cualidades de líder

El Jefe Tóxico tiene muchas cualidades de líder(posiblemente no haya llegado hasta aquí por casualidad), ya lo hemos visto y reconocido en artículos anteriores; es persuasivo y seductor, por lo que gana en las distancias cortas y recurre al paternalismo como forma de protección y de gestión del poder. Y del talento.

A veces se comporta de forma generosa, cálida y afectuosa. Quiere parecer tu amigo y protector y hará lo posible para que confíes en él.

Y también crea un sentimiento de gratitud, te hace favores y por lo tanto te mantiene en deuda con él. Es familiar, su familia es lo primero y se defiende a toda costa. (Hablaremos otro día de la semejanza del liderazgo negativo con el capo de la mafia, y no lo he dicho yo).

La manipulación de los sentimientos

Muchas de las personas entrevistadas para el libro SOS Tengo un jefe Tóxico coinciden en este aspecto: los sentimientos son para él una herramienta de manipulación y esa deuda la utilizará para mantener con los demás un hilo de dependencia física, económica y emocional.

Y coinciden en unos parámetros muy similares en cuanto a gestión del talento y su propia visión personal de él.

Asumimos en general que muchos jefes tienen o tenían cualidades positivas como líder, pero las negativas son más visibles y representativas: es el jefe tóxico.

La flor venenosa

El Jefe Tóxico atrae el talento como una flor venenosa, como esa planta de aromas y colores atractivos que engulle a los que se posan sobre ella. Pero esa flor solo es una ilusión porque tras ella no hay más que angustia.

Te creíste lo que te contó; que te necesitaba (deseo), que tenías mucho que aportar (valor), que iba a depositar toda su confianza en ti (confianza), que te dejaría trabajar (libertad), que te daría eso que necesitabas (escasez).

Y como era una persona de éxito, atractiva y seductora, y sabe manejarse en las distancias cortas, y es persuasivo… te contagiaste, te lo creíste y aceptaste. Ahora estás en una jaula de la que no puedes escapar, atrapado por un Jefe Tóxico.

Seguiremos desgranando las claves de su comportamiento, y sobre todo cómo sobrevivir a él.

Más en SOS Tengo un Jefe Tóxico: el libro que tu jefe no quiere que leas. El libro que debería leer tu Jefe.

Aquí Prólogo

Ya en amazon y en tu librería favorita.

Libro Jefe Tóxico

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3