El rugby, un entrenamiento para el liderazgo de los empresarios

Nos hacemos eco del artículo publicado en La Nación (Argentina) -edición digital y edición impresa- este domingo y donde se referencia el artículo publicado en este blog titulado “Trabajo en Equipo: El rugby”. Este diario tiene una edición de 320.000 ejemplares y 1,6 millones lectores en su edición digital.

El rugby, un entrenamiento para el liderazgo de los empresarios. Ejecutivos locales, que practicaron el deporte, abrazaron valores como el compromiso y el esfuerzo

Domingo 13 de marzo de 2011 | Publicado en edición impresa

Sofía Corral
LA NACION (Argentina)

¿Qué tienen en común el liderazgo y el rugby? A juzgar por el management local, tienen mucho que ver: varios argentinos que durante su niñez y juventud se metieron en los scrum e hicieron tries hoy son los máximos responsables de grandes empresas. ¿En qué medida el deporte los ayudó a alcanzar la cima? La respuesta es unánime: el rugby sembró valores como el esfuerzo, la persistencia y el espíritu de equipo.

Rolando Meninato es CEO de la química Dow Argentina y durante dos décadas compartió entrenamientos y partidos en Belgrano Athletic Club. Y así describe el deporte: “Se trata de conseguir objetivos para todos, y no para uno solo. Además, es tan importante la preparación que nos obliga a redoblar el esfuerzo y el compromiso con los restantes miembros del equipo”.

Meninato también encuentra puntos en común en los momentos adversos. “Saber recuperarnos de las derrotas es algo importante tanto en el deporte como en la vida. El equipo debe seguir entero, con los mismos objetivos. Volver al entrenamiento el martes después de haber perdido un partido es como volver a empezar después de haber perdido algún negocio”, sentencia.

Hace unos años, como capitán le tocó liderar equipos de rugby. Hoy es el mayor conductor de la empresa. “Los principios son los mismos: trabajo en equipo, camaradería y celebración de los triunfos, pero al final del día el capitán tiene que tomar decisiones, quién juega y quién no, qué jugada vamos a hacer, etc. Esto no es muy diferente a lo que hacemos en la vida diaria en la empresa”, asegura.

Su paso por el rugby le dejó otra habilidad. Aprender a reconocer a los jóvenes que vienen de abajo, de las inferiores, y que merecen oportunidades para mejorar el equipo. “Algo que también se aplica a la empresa”, comenta.

Alejandro Macfarlane, CEO de la eléctrica Edenor, también dedicó su juventud al deporte y tiene algo en común con Meninato: vistieron los mismos colores de camiseta.

Para el ejecutivo, lo más importante es que en los partidos se plantea permanente la ayuda al compañero. También lo fundamental es el esfuerzo que se hace durante los entrenamientos. “Poder lograr un triunfo y ganar un campeonato es la suma de un montón de esfuerzos. En este deporte te das cuenta de que el talento es una parte pequeña y lo que más importa es el esfuerzo en conjunto”, sentencia.

Formación de jóvenes

Alan Aurich, gerente general de Havanna (alfajores y confiterías) y ex rugbier, habla del respeto a la autoridad. “La simulación no es buena y lo que dice el referí es palabra santa. Se respeta muchísimo al capitán. También es un gran abridor de puertas en cuanto a los contactos y conocidos”, reconoce.

Pablo Adán Micó es consultor en marketing estratégico. Encuentra varios puntos en común entre el liderazgo y el deporte. Desde España enumera algunos de ellos: “El rugby es entrega, sacrificio y respeto por encima de todo. Los veteranos forman a los jóvenes, los ayudan y los arropan como en pocos deportes. Eso es actitud de líder; saber y hacer saber. Desarrollar líderes tempranos mediante el trabajo en equipo”.

“Cuando pensamos en un equipo -agrega- y lo asociamos al rugby, nos transmite unas cualidades fundamentales: equipo sólido, experimentado, conocimiento y disciplina, reparto de roles y obtención de objetivos.”

Santiago Phelan, ex Puma y actual entrenador del seleccionado mayor de rugby, sabe que el liderazgo y el deporte tienen mucho en común. Por eso, entre otras actividades, da charlas para empresas. Dos de las más recientes fueron en las aseguradoras La Caja y Generali.

Phelan puede hablar de una doble experiencia como jugador y entrenador. “El rugby te enseña a superar adversidades y a adaptarse a los cambios. También son importantes los roles de cada uno y esto va más allá de la actividad. Uno se prepara para jugar un partido, para atender a un cliente o para cerrar un negocio de la misma manera”, opina.

“Como entrenador, creo que la mejor manera de transmitir el juego es a través de los hechos y no de las palabras. Como jugador, como no me dediqué de forma profesional, tuve que aprender a encontrar un balance entre el trabajo y el estudio. El valor del esfuerzo y sacrificio me marcaron muchísimo”, concluye el director técnico que este año conducirá a los Pumas en el Mundial de Nueva Zelanda.

“El talento es una parte pequeña y lo que más importa es el esfuerzo en conjunto”

Alejandro Macfarlane
Ceo de Edenor

“Uno se prepara de la misma manera para jugar un partido o para cerrar un negocio”

Santiago Phelan
Entrenador de Los Pumas
No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3