Emprendedores. Nómadas del siglo XXI

emprendedores con marca personal

Los pueblos nómadas han forjado la sociedad actual.

Los pueblos nómadas son el origen de las sociedades actuales. Durante los 40000 años que duró la conquista y población de Europa y Asia por los primeros hombres la vida debió ser realmente dura.

La falta de posibilidades de alimentación al alcance en las zonas que iban formando los asentamientos itinerantes obligaban a las pequeñas comunidades a cambiar de un sitio a otro, avanzar.

La búsqueda de caza y recursos naturales, la superación de avatares climáticos, y la costumbre de cambiar de lugar, descubrir y avanzar, crearon una cultura ajena a domesticar y ser domesticada.

Su constante cambio desarrollaba determinadas cualidades, como la caza, la interpretación de la naturaleza o la orientación, a costa de otras vinculadas a la seguridad y la organización social.

Este hecho desarrollaba hombres fuertes y aventureros, pero incidía en un desarrollo social más lento, desorganizado en pequeñas comunidades, con un sentido del poder y la justicia menos jerarquizado.

Eran emprendedores, sin demasiadas ataduras ni vínculos terrenales, sociedades pequeñas y ligeras.

Nómadas, los #emprendedores del siglo XXI Clic para tuitear

Hoy quedan tribus nómadas en los cinco continentes, aunque pueda resultar sorprendente.

Buscando seguridad: nos hacemos sedentarios

nomadas y sedentariosNada menos que hace 10000 años el hombre comenzó a asentarse en los territorios a los que llegaba.

El descubrimiento de la agricultura y de la ganadería, seguramente casual, dio al hombre un motivo para dejar de moverse y conquistar. Las nuevas generaciones buscarían descanso y seguridad.

Con este nuevo horizonte las sociedades se fueron haciendo más complejas. La acumulación de excedentes de producción y el aumento lógico de la población fueron creando estructuras de control, justicia y poder, con todo lo bueno y lo malo.

Después las guerras, siempre con trasfondo económico y expansivo. Todo se complicaba.

Cómo lo podemos interpretar

El sedentarismo pues ha hecho que el hombre arriesgue menos: los vínculos a la tierra son fuertes.

Escapar a las obligaciones sociales de hoy en día es ciertamente difícil. Coche a plazos, hipotecas, familia, trabajo… demasiadas ataduras para las mentes inquietas, aventureros y emprendedores; los nómadas del siglo XXI.

La sociedad de hoy, la incertidumbre, los cambios en las relaciones laborales están creando una nueva cultura profesional no generalizada, con pocas ataduras a la cuenta ajena.

Estos nómadas del siglo XXI, no nos vamos a engañar, se apoyan en cierta medida en la sociedad estanca que le da cobertura, pero siguen abriendo nuevas brechas en las fronteras, conquistando nuevos horizontes.

Se sienten libres, con fuerza para arriesgar. Ya llegará el tiempo de pararse… y descansar.

Concluyendo

No pasa nada, ser sedentario es necesario y también cumple una función social. Cada marca personal, cada persona y cada profesional tiene unas cualidades y no vamos a dar medallas en este sentido a nómadas y/o a sedentarios.

Simplemente suponen una forma de interpretar las diferencias de visión y acción en cada persona.

Nómada o sedentario es parte de cada #marcapersonal. Visión y acción. Clic para tuitear

No comments yet.

Deja un comentario

UA-6441553-3