La marca personal es eterna: Javi sigue aquí.

MARCA PERSONALCada uno habla de lo que sabe, o de lo que siente. Cuando tienes un amigo experimentas un montón de sensaciones en todos los niveles; alegría, tristeza, amistad, implicación, seguridad, compañía, conversaciones, altruismo, preocupación, diversión, confianza, complicidad… Imagina entonces cuando lo pierdes todo lo que te viene a la cabeza.

Javi nos ha dejado, o no del todo. Es muy difícil se asimilar, mucho. El que haya perdido un gran amigo, a una edad en la que no deberíamos morir, lo sabrá.

Javi se ha ido de repente, sin avisar, por accidente,

Javi es diplomático, atento, elegante, inquieto, preocupado, divertido, sorprendente, y mucho más. Javi nunca debía haberse ido. Pero ya no está.

Y cada uno habla de lo que sabe, y de lo que siente. Tras la noticia de su ausencia tuve que enfrentarme a impartir una charla sobre marca personal a un amplio auditorio. Me fue muy difícil, mucho más de lo que pensaba, pero no podía fallar, ni por los que venían, ni por mi, ni por Javi.

Yendo hacia el lugar, dejando caer lágrimas en mis ojos, pensando en volver atrás, reflexionaba sobre la vida y la muerte, pero debía pensar en clave de marca personal. Intentaba evadirme, pero no podía.

Marca personal es la huella que dejamos en los demás. También dicen por ahí que es lo que dicen de ti cuando ya no estás delante.

Cierto es que ante situaciones como ésta todo lo que va más allá de la pura y simple amistad, pierde sentido y relevancia, pero yo no podía, no debía escapar de mi inminente puesta en escena.

Durante la anarquía de sentimientos en mi cabeza lo entendí todo, ambas cosas tienen sentido.

Concluí, y así lo expuse a todos los que allí estaban, que la marca personal es eterna, que nos sobrepasa, que es parte del legado que dejaremos, en hechos y palabras, en ejemplo, en recuerdos. Tenía más sentido que nunca. Y no pude evitar mi homenaje a Javi en ese momento. Porque era lo más importante.

Y es que lo que no se olvida nunca muere. Y es que la vida permanece. Porque Javi no era, Javi ES.

No sé si habrá vida más allá, pero ahora necesito pensar que sí, porque quiero volver a estar con él. Hablar de música, de sus Pixies, de los paisajes de su tierra vasca que no llegué a ver junto a él, de su alma de cocinero, de su gusto por el picante, de sus partidas de truc, de su familia, de disfrutar de la vida…

Debe haber algo que le dé sentido a esto, y supongo que es una cuestión mental personal, o de fe. Pronto habrá que dejar de llorar, de lamentarse, y disfrutar de su recuerdo, su permanente presencia.

Es mi pequeño homenaje, como siempre sincero, profundo, algo desordenado, que tampoco me preocupa. es lo que siento y a eso le doy rienda suelta.

Javi, duro de recordar imposible de olvidar.

Irrepetible, insustituible, eterno.

No te has ido del todo, aquí seguirás para siempre. Te lo juro.

12 Comentarios

  1. Loles Brito 25 Marzo, 2017 at 12:19 pm #

    Precioso Pablo!!! un gran mensaje!!!

    Responder

  2. Santi 25 Marzo, 2017 at 1:28 pm #

    Grande Pablo, completamente de acuerdo contigo, siempre nos quedará un buen recuerdo. Ánimos y un abrazo..

    Responder

  3. Miguel calvete ferrer 25 Marzo, 2017 at 1:56 pm #

    Grande Pablo, Javi se ha llevado un trozo de cada corazon nuestro, siempre estara con nosotros, siempre sera “senaor”, siempre tendra su silla para la partida de truc, siempre, con su bote de picante, siempre Javi

    Responder

  4. Miguel 25 Marzo, 2017 at 3:36 pm #

    Pablo…..insuperable. Transmite nuestro sentir. Bravo

    Responder

  5. Mirella 26 Marzo, 2017 at 11:17 am #

    Exposición muy emotiva y cómo siempre muy profesional. Mucho ánimo en estos momentos.

    Responder

    • Pablo Adan 26 Marzo, 2017 at 6:09 pm #

      Gracias Mireia, en este caso más emocional que otra cosa….

      Responder

      Pablo Adan
  6. Rocio 31 Marzo, 2017 at 11:17 pm #

    Muy bonito.
    Lo he sentido mucho, seguro que su alma habrá encontrado paz

    Responder

Deja un comentario

UA-6441553-3