La marca personal ni se crea ni se destruye; se transforma.

marca personal

Marca personal y energía.

La marca personal parte de la identidad. Es decir, la tienes, lo eres. Se nace con ella y se hace real en el momento en el que te relacionas con los demás. Generas un impacto en tu entorno, y una percepción en los demás. Aunque no hagas nada o no digas nada, porque en ese caso tu marca será de introversión, silencio o prudencia.

Se transforma

marca personal y energíaSe transforma porque depende de tu actitud, del aumento de tus relaciones, del efecto de tus actos. De la huella que dejas en los demás y del legado de tus hechos.

Porque evoluciona, crece con tus relaciones, tus actos, tus nuevos conocimientos. Crece, mejora, incorpora nuevas habilidades propias, y genera nuevas percepciones en los demás.

No se destruye

No se destruye porque siempre irá contigo, aunque te refugies. En todo caso puede ser olvidada. No puedes renunciar a ella.

Puedes desaparecer del mapa social, de las redes, de determinados círculos, pero irá allí donde estés, contigo, como una parte de ti.

Cuando cometes un acto que va contra los valores y principios que proyectas y que esperan de ti, simplemente tu marca personal asoma frente a la careta, el avatar provisional. O se supone sobre la anterior, porque todos tenemos derecho y posibilidad de cambiar, a mejor o a peor-

Es la ley de la energía, es otra ley para tu marca personal.

Puedes votar aquí al mejor blog de marca personal en 2017: 

mejor blog marca personal

No comments yet.

Deja un comentario

UA-6441553-3