Reflexiones al #caloret de Rita

No seré yo el único que está escribiendo al respecto, pero hay que estar en la actualidad. Además, aquellos que como yo no pueden estar callados se lanzan a valorar la vertiginosa actualidad con más riesgo que otra cosa (intentando mantener una valoración lo más objetiva posible)

Rita Barberá es lo que transmite, y en este sentido los que la conocemos, como ciudadanos, no nos ha sorprendido demasiado lo ocurrido.

Vamos a intentar desligarnos de la tragicomedia generada por unos instantes y a intentar desgranar el hecho en algunas claves sencillas.

Contexto

Rita se dejó llevar por el #caloret de un acto fallero festivo. La Crida es el día que se produce  la Llamada al mundo fallero (por parte de la Fallera Mayor de la ciudad) donde se enciende la mecha de una pólvora que correrá festivamente por cada calle, por cada rincón de la ciudad. El mundo fallero recibe con júbilo el momento como si de una nochevieja se tratara.

Pero al mismo tiempo una parte de la ciudad recibe temerosa el desastre de calles cortadas, ruidos, petardos e inconvenientes diversos.

Precedentes

Rita es alma festera, lo lleva demostrando año tras año en este y otros actos falleros. La Crida, por otro lado, ha sido lugar de encuentros político-culturales (en Valencia no se entiende por desgracia uno sin el otro) donde años atrás se han revitalizado batallas lingüísticas. Con pitos y jaleos a los representantes políticos.

No era desde el lugar más adecuado para quedarse en blanco ni para cometer fallos idiomáticos en una comunidad muy sensible con ellos. Imperdonable puede, pero muchos piensan ya que más vale ahí que en una recepción oficial.

Políticamente

Para variar la política, por lo que estoy leyendo, intenta sacar de contexto la situación (al #caloret de las elecciones municipales).

Cierto que es la máxima representación política de la ciudad, y cierto que no era la forma de aparecer ante el mundo fallero y ante toda la ciudad en ese estado “en blanco” (sic). Pero de ahí a pedir dimisión es sobredimensionar un acto que con el tiempo (ya veréis) quedará en anécdota.

Marca Rita

Rita es un torbellino, genio y carácter, figura que ha sobrevivido a varios opositores, conflictos y campañas de presión; unas con y otras sin motivo, pero que ha sabido torear cual maestra en estas lides.

Rita es festiva y arrolladora, lo ocurrido no la saca de su percepción social y ciudadana. Las disculpas han sido acertadas y sinceras, lo que ha conseguido desactivar, en cierto modo, las consecuencias en días posteriores. Y las disculpas hacen a la gente normal y cercana: “Todos tenemos un día malo”.

Consecuencias

En mi opinión dudo que este hecho traiga consecuencias directas para ella electoralmente en nuestra ciudad , pero posiblemente su trayectoria política en Madrid, si es que le ha interesado alguna vez, queda seriamente dañada.

Ese Trend Topic (más de humor que de indignación) quedará para la historia política de la ciudad. En España ya saben todos cómo se llama la alcaldesa de Valencia.

¿Qué queda?

Quedarán vídeos, chapitas, hastags, versiones varias y fotomontajes de todo calado. Pero el tiempo se lo llevará y, o mucho me equivoco, o la ciudadanía lo superará sin traumas.

Aunque desde luego hay mucho ofendido entre su electorado (no sin motivo quede claro) que seguro sabrá aceptar las disculpas.

Somos así y así nos va.

Venga, mójate y opina.

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3