Seducción y marca personal, ¿en tu casa o en la mía?

marca personal y seduccion

Vamos a plantear una historia de seducción. Estoy en un pub, estoy observando, al fondo encuentro a una persona que me ha llamado la atención, me interesa, me gusta. Me ha llegado al corazón.

Tengo dos opciones:

  1. ¿En tu casa o en la mía?
  2. Iniciar a un proceso de seducción

¿En tu casa o en la mía?

La primera opción puede dar un resultado rápido, eso seguro, pero la probabilidad de éxito es muy pequeña. Si nos dejamos llevar por la rapidez, y la inmediatez, podemos caer en la falta de tacto, incluso la grosería

Llevado al campo de las relaciones profesionales sería conocer a alguien y pedirle algo antes de que te conozca, antes de que te valore, antes de que pueda haber comprendido qué ofreces, qué puedes aportarle tú a él.

No hemos dado así oportunidad al proceso de conocimiento, a la generación de confianza, esa chispa que nace en las relaciones bien planteadas.

Pasa lo mismo también en LinkedIn y en general en las redes sociales. Solicitas un contacto, te aceptan e inmediatamente envías tu cv o tu propuesta comercial, o pides un favor.

¿Harías lo mismo con una persona con la que quieres establecer una relación personal? Seguro que no.

Iniciar un proceso de seducción

Volviendo al planteamiento inicial, seguramente actuarías con más paciencia para evitar el rechazo (o algo peor).

Posiblemente observarías a esa persona, averiguarías si tenemos algún conocido común que pueda intermediar entre ambos.

Después buscarías un punto en común con ella para poder iniciar una conversación. Y sería el primer punto para iniciar una relación. Y luego lo que venga.

Llevado al entorno profesional, piensa que debemos aplicar un criterio similar. La seducción exitosa consiste en acertar desde el primer momento, dar motivos para generar confianza, aportar algo interesante, y después alimentar esa relación hasta el momento de pedir algo.

Sé cortés, sé honesto, sé prudente, pero la seducción es algo natural, siempre ha estado ahí, y gestionarla de forma correcta puede ayudar a tu estrategia de marca personal.

Seduce, pero en una relación todos deben dar y recibir. Es el win win de la estrategia personal.

Podrías conseguir un menosprecio, una indiferencia, o te puedes llevar  un buen zasca.

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3