Tiempo y marca personal

tiempo y marca personal

Si, posiblemente no sea el mejor ejemplo de una correcta gestión del tiempo, y quizás por eso escribo desde el lado de la víctima que sabe que no puede ser un buen ejemplo.

La formación en marca personal va cogiendo, día a día, mayor relevancia en el mundo educativo.

Esta misma semana la he impartido en diferentes entornos: curso de liderazgo, máster en RH y en un instituto para estudiantes de segundo ciclo mientras preparo próximas sesiones en máster de Marketing Digital y de Comunicación política. Y eso es una excelente señal, porque la competitividad exige nuevas fórmulas para una estrategia que orienta la marca personal en la búsqueda de empleo, o en el crecimiento y desarrollo profesional.

La sensación que capto en la actitud de las personas que asisten y escuchan lo que cuento es muy positiva. Pero a veces les estresa un poco saber que tienen por delante mucho trabajo que hacer. El tiempo, realmente, suele correr en nuestra contra.

Reflexionar sobre la propia identidad requiere un esfuerzo de conciencia, delimitar objetivos no es fácil, porque no solemos tenerlos claros, construir una propuesta de valor diferencial no siempre resulta sencillo, comunicar y relacionarse también lleva su tiempo. Y que decir de los blogs y las redes sociales.

Añadimos que todo esto debe hacerse en paralelo a nuestro trabajo diario o el estudio. Y no digamos cuando estás buscando empleo. Requiere tiempo y dedicación. Y cuanto más te das cuenta del valor que puede aportarte, más tiempo piensas dedicarle.

Para empezar hoy es domingo, y me estresa mucho estar en redes sociales para leer cosas serias. Hay que desconectar, y no siempre lo hago. Los fines de semana deberíamos hablar de otras cosas, sin dejar por ello de ser nosotros mismos, y de comunicar si es lo que nos gusta.

Cuando tocamos gestión del tiempo en estas sesiones o en las de habilidades personales y sociales, me esfuerzo en trasladar que hay tiempo para todo. Y que el tiempo de descanso y familia es tan necesario como los demás. Lo dice un pecador del tiempo, que busca sus propios ladrones en vez de descansar y desconectar.

El tiempo, esa magnitud física. Tiempo que pasa no vuelve, no se puede parar ni estirar. Todos tenemos el mismo tempo, no se puede comprar ni alquilar, aunque hay quien lo amplía a costa de tiempo de los demás con abuso y egoísmo.

Y pocas veces el tiempo hace justicia a nuestros merecimientos. Quisiera creer que no es así, pero me cuesta de asumir.

Tu marca se llama personal, aunque incluye aspectos profesionales. Pero recuerda que tu marca profesional está limitada en el tiempo, nada dura para siempre, y menos un trabajo en la actualidad. Pero tu marca personal la tendrás siempre, mientras vivas, y también te sobrevivirá con tu legado.

Gestionar bien el tiempo no es sacar el máximo partido productivo, porque te agotará y alejará de lo verdaderamente importante: la familia, los amigos, el ocio y tu propia salud mental.

Tiempo y #marcapersonal son aliados, no hagas que se conviertan en enemigos. Clic para tuitear

No comments yet.

Deja un comentario

UA-6441553-3