Tienes 30 segundos

Tienes 30 segundos. No se si es mucho o es poco, pero es lo que tienes. No es tanto, ni tan poco. Al fin y al cabo es lo que dura un anuncio de televisión, y nos cuenta una historia, y nos emociona, y nos dice, y nos comunica.

Así es el tiempo, ese juez insobornable, como decía el periodista…. Así es, justiciero y letal. El que pasa no vuelve, el que transcurre no se puede estirar, y el que está por llegar no lo podemos traer. Son esas leyes físicas que definen la única magnitud viva e incontrolable.

Pero más que escribir acerca de la veloz medida vamos a hacerlo sobre el impacto que tiene entre personas. Entre la que habla y la que escucha, entre dos que se observan, entre los que se miran de reojo.

Cuando pasan los primeros 7 segundos ya hemos causado una primera impresión ¿eres consciente de ello?. Si es buena o es mala dependerá de muchos factores, pero sobre todo dependerá de ti. Y aún hay más, una vez hemos llegado a los 30 segundos la impresión que hemos causado será determinante para evaluar el impacto que ha tenido el tiempo sobre nuestro mensaje, tanto si lo hemos emitido en activo como en pasivo. Así es. Así de rápido, así de cruel.
¿Quién tiene preparado ese valioso espacio temporal? Cuántas veces nos hemos enfrentado a situaciones inesperadas que pueden haber cambiado nuestro rumbo, nuestro desarrollo profesional. Cuántas ocasiones han escapado, a veces sin saberlo, por no haber sabido aprovechar ese lapsus en el que el medio minuto juega su papel determinante, juicioso, certero, implacable.

En 30 segundos tenemos que argumentar un mensaje y una forma de comunicarlo. Este mensaje debe estar construido sobre cuatro ejes principales: quién soy, a qué aspiro, qué puedo aportar, en qué soy mejor o diferente. Lo que comuniquemos en esos primeros 30, de manera verbal y no verbal, condicionará el resto de la conversación; su credibilidad, su interés.

Reflexiona sobre ello. Si te animas y te lo preparas tendrás premio seguro; primero la satisfacción de hacerlo, ya que 30 mini espacios temporales dan mucho de sí, y descubrirás seguro que todavía tienes muchas respuestas que darte. Y segundo, ponlo a prueba y verás que funciona.

Estos treinta movimientos del mecanismo son una herramienta clave para el desarrollo de la marca personal. Primero la conciencia de su existencia y la necesidad de aprovecharlos, luego el conocimiento de nosotros mismo para argumentarlos, y luego la acción, el momento de la verdad. ¿Y para qué?, para hacerte visible, para aprovechar las oportunidades, para ser reconocido y tenido en cuenta, para que la impresión que transmitimos sea la correcta, la real, la fiel a nuestra persona, que no es poco.

Es curioso, habrás tardado 3 veces 30 segundos en leerlo, más o menos. No seas demasiado duro con tu juicio. Gracias por estar ahí.

 

4 Comentarios

  1. Álvaro Valladares 19 noviembre, 2010 at 12:13 pm #

    Excelente post que desde luego invita a meditar sobre la importancia del tiempo.

    Me ha recordado un libro que me leí hace un tiempo, “Tienes 3 minutos”, donde el autor Ricardo R. Bellino cuenta como Donald Trump le dio únicamente 3 minutos para que le explicase su negocio y lograse convencerlo… hoy es millonario.

    No hace mucho le preguntaron a Warren Buffet de que le recurso le gustaría disponer en mayor cantidad… no dudo: Tiempo.

    El tiempo es oro.

    Responder

  2. Guillem Recolons 20 noviembre, 2010 at 2:33 pm #

    Real como la vida misma. En parte, ese es el secreto del éxito de Twitter, los 140 caracteres que equivalen a 3 o 4 segundos.
    Un elemento que ayuda son las imágenes y los titulares llamativos.
    Google analytics es un excelente medidor del tiempo medio que invierten los lectores en cada post.
    Feliz sábado.
    Guillem

    Responder

  3. Pascual Guzman 25 noviembre, 2010 at 5:07 pm #

    Sencillamente: muy inteligente y muy hábil; el tiempo es un bien escaso para muchos, saludos.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. SECCIÓN BLOG COLEGIADOS: « Blog del Colegio de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana - 22 noviembre, 2010

    […] http://pabloadan.wordpress.com/2010/11/19/tienes-30-segundos/ […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3