Coronavirus día 2. Libertad y miedo. #VivaLaVida

dia 2 libertad y miedo

Lunes, 16 marzo 2020

Pues parece que esto sigue en desenfreno. No tengo claro si el gobierno se equivoca e improvisa, por falta criterio, o por falta de previsión.

El caso es que, a dos días de comenzar el confinamiento, nos dice Ábalos que se alargará en varias semanas. No es momento por ahora de la crítica política, hay cosas mucho más importantes.

Las malas noticias se van dosificando. Supongo que a la velocidad que se van conociendo, pero van cayendo una tras otra, y el efecto es las personas puede ser impredecible. Hay un cóctel complejo de emociones: pérdida de libertad y miedo.

Libertad y miedo

La libertad no consiste sólo en pensar y actuar por uno mismo. Si no enseñamos a pensar y a mantener activo el pensamiento crítico frente a la dinámica social de la información, esa libertad será manipulada por las mismas personas que te la dieron.

“La paradoja de la elección” (Barry Schwartz) nos cuenta que para que la libertad exista debe haber varias opciones sobre las que elegir. Cuantas más alternativas más opciones de elegir, pero ante multitud de alternativas nos angustiamos, exige a nuestra mente demasiado trabajo. Al final lo fácil es elegir lo que será más aceptado en nuestro entorno.

Sólo el pensamiento crítico nos ayuda a ser nosotros mismos; análisis, reflexión, decisión. Desde nuestra realidad y nuestro contexto.

Ahora mismo tenemos pensamiento crítico, o lo tendremos, se irá desarrollando en nosotros por pura reacción natural porque no somos culpables de la situación, aunque te hagan creer lo contrario. Pero no tenemos libertad, aunque lo estamos aceptando de buen grado.

De momento tal vez no nos hemos dado cuenta de lo que significa, es pronto aún, pero nos irá minando. Eso es seguro.

Las personas buscamos libertad y seguridad. Es una utopía creer que pueda alcanzarlas de forma individual, sólo se puede extender y asegurar su libertad en grupo. Y estamos aislados.

El miedo es una reacción natural a lo desconocido, a la incertidumbre. Ambas están ahora a su máximo nivel, lo que hace impredecibles nuestras reacciones de las próximas semanas, nuestro estado emocional va a ser cambiante.

No sólo miedo a enfermar, sino a que nuestra supervivencia en cuanto a necesidades básicas esté garantizada.

Que no llegue, que se retrase, que todo sea algo pasajero, un mal sueño.

Debemos estar preparados y mentalizados para evitar que llegue. Y ya sabes la mayoría de consejos que van circulando; mantener disciplina, hacer ejercicio, tareas de casa útiles o no, leer, aprender…

Y estar atentos a las buenas noticias; a los que se recuperan, a la recesión de la enfermedad en China, a la contención en Corea… Todo ayuda.

Y ahora una canción.

Coldplay Viva la Vida.

La letra se inspira en Luis XVI rey de Francia durante la revolución francesa. En sí la canción es cantada por el Rey, el cual ve cómo se desmorona su reinado y va a ser decapitado, aunque puede interpretarse como una alegoría hacia la decadencia personal, cuando lo has tenido todo y lo has perdido.

Yo solía gobernar el mundo, los mares se alzaban cuando yo lo ordenaba. Ahora en la mañana yo barro en soledad, barro las calles que solía poseer.

Yo solía tirar los dados, sentir el miedo en los ojos de mis enemigos. Escuchaba como la gente cantaba: “ahora que el viejo rey ha muerto, ¡larga vida al rey!”

Por un minuto yo tenía la llave, al siguiente las paredes estaban cerradas ante mí. Y descubrí que mis castillos estaban construidos sobre pilares de sal y pilares de arena.

Cifras de hoy

  • 9.300 infectados +1.547 sobre ayer
  • 330 fallecidos 37 sobre ayer.
No comments yet.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3