El saber sí ocupa lugar

EL SABER SI

No todo es lo que parece, ni todo lo que parece verdad lo es.

Demasiada información

Cierto, vivimos en la era del conocimiento. En los últimos 50 años, ya era hora, se ha reducido el analfabetismo, se han multiplicado exponencialmente las publicaciones de libros y otras expresiones artísticas, y se ha extendido el acceso obligatorio y gratuito a la educación en la mayoría de los países. Es cierto, pero también es innegable asumir que queda mucho por hacer.

Pero esta situación, acelerada a gran velocidad en la última década, ha conducido a que el conocimiento es un nuevo producto de consumo y acumulación, una forma de pasar el tiempo.

Estudia, aprende, mejora, disfruta… una nueva corriente cultural que te hace acumular de forma casi compulsiva la información porque, como se dice, el saber no ocupa lugar. ¿Nos lo creemos al pie de la letra? Mejor no lo hagamos.

  • A ver, cuéntame por qué no hemos de hacerlo.
  • Fácil. Hagamos las siguientes reflexiones: ¿qué me aporta realmente todo el conocimiento que adquiero? ¿Es necesario para mi vida personal o profesional? Lo digo porque la obsesión por el aprendizaje tiene una consecuencia negativa: el tiempo y la productividad. ¿Qué tiempo dedicamos a aprender? ¿Qué parte de nuestro tiempo ocupa? ¿Es el tiempo de trabajo o el tiempo de descanso? ¿Qué podríamos hacer con parte de ese tiempo?
  • Pablo, a muchos les van a incomodar estas preguntas. Sabemos que el tiempo es limitado y que necesitamos descasar, pensar en nosotros, estar en familia y relajarnos en el ocio; no hay que saturarse, porque sin relajación el ego hiperactivo pierde la escucha del ego reflexivo.
  • Lo sabemos, pero ¿lo hacemos?
  • Supongo que la mayoría sí.
  • Lo dudo. Lo que dices suena bien, aunque no voy por ahí. El ansia por el conocimiento y el consumo de información no es necesariamente un avance del hombre moderno, sino más bien una regresión. Me explico: cuando perdemos ese espíritu crítico y el discernimiento de la verdad, que realmente estamos planteando como base de todas nuestras conversaciones, el exceso de conocimiento puede darnos más duda y falsa verdad.

El conocimiento bajo sospecha

  • Partes del conocimiento bajo cierta sospecha. Si algo ha revolucionado la divulgación del saber en vuestro mundo ha sido sin duda internet. Ha sido la verdadera democratización del conocimiento la libertad de publicaciones, de lectura y también de debate. Una gran herramienta buena en sí misma, aunque con cierto riesgo porque, como bien sabes, cualquiera puede influir en las personas. Esto no es necesariamente malo en sí mismo, pero puede llegar a serlo.
  • Ya, porque esta sobreexposición al conocimiento tiene un lado preocupante, y es que el conocimiento no siempre responde a la verdad ni entraña buena intención. Y así bulos y mentiras, falsas verdades, nuevos gurús, multitud de teorías conspiratorias, extrañas versiones del apocalipsis y sectas diversas navegan sin rumbo en un mundo donde es muy difícil discernir entre lo que tiene valor y lo que no lo tiene.
  • Es cierto, Pablo.
  • Y ojo, que algunas veces las teorías conspiratorias podrían ser verdad, pero el poder las silencia o las ridiculiza.
  • ………..

La libertad de pensamiento y de expresión

  • Entonces cuestionas la libertad de pensamiento y de expresión.
  • No lo pretendía ¡por favor!, ya me haces dudar de si mis palabras han sido las adecuadas porque desde luego mi batalla personal es contra la verdad dominante, al menos contra parte de ella.
  • Entiendo tu preocupación, aunque para eso debemos valorar el criterio o la autoridad de las personas que lo escribe.
  • Claro, ¿y crees que todos lo hacemos y no nos equivocamos?
  • No lo creo realmente. Seguramente muchas voces tienen la misma credibilidad que este mismo manifiesto en forma de reflexiones en voz alta que estamos haciendo tú y yo.
  • Pues sí, Krizn, porqué no. Ni soy filósofo, ni sociólogo ni nada parecido. Yo solo me pregunto las cosas, que ya es bastante. Ya he dicho que no pretendo que alguien haga caso de esto. Igual estas reflexiones no le interesan a nadie. Igual estoy totalmente equivocado, algo muy posible. O igual no, quién sabe.
  • Por encima del contenido y de tus preocupaciones está la intencionalidad del mismo. Tú mismo lo has dicho.
  • La intención de todo esto es buena, al menos así lo pienso. Debemos ser lo suficientemente críticos para separar el valor de todo lo que llega hasta nosotros sin una censura previa en ese mar de confusión en el que se escudan también los propietarios de la verdad única para cerrar los ojos a nuevas interpretaciones. Y también con todo esto que estamos hablando, por supuesto. Hay demasiado educador suelto.
  • En el libro El Ocaso de los Dioses Nietzsche plantea cuatro tareas por las que se deben regir los educadores; mirar, pensar, hablar y escribir.
  • En eso estamos, Krizn. A muchos, como a mí, nos falta escuchar, lo admito. Ese es un mal extendido, como también lo es dudar siempre de todo.
  • La duda es buena compañero, es precisamente en lo que estamos.

El conocimiento inútil

Los que recogen la información parecen tener como precaución su falsificación, a la vez que los que la reciben tratan de eludirla. Es lo que Revel llama la comedia de la información.

Es un equilibrio donde se necesitan opiniones enfrentadas. Nuestras opiniones, aunque sean emitidas sin un claro interés u objetivo, proceden de influencias diversas, como comentarios, titulares o mensajes en redes sociales. No veo al conocimiento sobre la información entre las más importantes o entre las primeras

Siempre encontraremos a este por detrás de las creencias, los referentes culturales, la ideología, el ambiente cultural, las pasiones o los prejuicios. No es nada nuevo, no es racional, no es honesto.

Texto extraído de Mis conversaciones con Krizn, una revisión crítica del pensamiento moderno. Sólo 0.99€ aquí

Trackbacks/Pingbacks

  1. Lo mejor de lo mejor del 2º trimestre 2021 en Marca Personal - 3 julio

    […] El saber sí ocupa lugar, de Pablo Adán […]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

UA-6441553-3