En la mente un Jefe Tóxico

Caracteristicas de Un Jefe Toxico

De nuevo en la mente del Jefe Toxico

Preparando la presentación del libro SOS Tengo Un Jefe Tóxico en Girona (ESADE Alumini) este jueves 30, me decido a entrar de nuevo en esa complicada y retorcida mente del jefe Tóxico y sus contradicciones.

De este tema se profundizó en el blog de Soymimarca con los artículos sobre ele efecto que provoca en los demás, o se ala marca personal, del jefe tóxico y sus contraste como líder.

Origen del poder de un Jefe Tóxico

Uno de los mayores retos del libro es justificar que el jefe Tóxico es un líder, tiene cualidades de líder y no ha llegado hasta aquí por casualidad:

  • Por propiedad: la empresa es suya.
  • Por delegación del poder: es un protegido.
  • Por méritos propios: da resultados.

Síntomas de que tu jefe es un jefe tóxico

Pero hay un cuadro de síntomas (prometo en breve el test definitivo) que e hacen llegar a dudar si tu jefe lo es o no lo es, pues hay días que te odio y hay días que te ama (el jefe bipolar), no deja de sorprenderte y en el fondo le admiras.

Hay 4 aspectos destacables o identificativos

1. Tiene visión, pero es una obsesión.

Parece que lleva una línea clara, que ve el futuro, que quiere llegar hasta allí, pero esa visión se convierte en una obsesión, pues no soporta ligeros desvíos en lo que cree que es su destino. No, Jefe Tóxico, es una meta o un ideal pero no es tu destino. Y menos si por ello vas a sacrificar a todos los que no te sirvan en esa obsesión que no te deja dormir, te taladra la mente y tú la taladras a los demás. Así no llegarás nunca.

2. Dice creer en ti, pero sólo cree en él.

Si, piensas que te necesita, que eres importante para él, que te llevará junto a él, que no te fallará y nunca te dejará colgado “aquí no abandonamos a nadie” pero mira a tu alrededor ¿cuántos de los que hay llevan allí mucho tiempo y siguen comprometidos? Si no hay muchos, ponte en alerta

3. Está seguro de sí mismo, pero no se fía de nadie.

Parece autosuficiente, seguro de sí mismo, con un nivel de autoconfianza elevadísimo, porque su vanidad le tiene en un altar. Está por encima del bien uy el mal, de las cosas y de las personas, porque es autónomo, nadie le controla mientas de los resultados a la organización o para sí mismo (si es el puto amo de la empresa).

Pero desconfía de todos, interviene llamadas y mails, conspira a unos contra otros, mienta para delatarte o que delates a alguien. El miedo a sí mismo lo proyecto para infundir miedo a los demás, porque ahí se siente cómodo, es su territorio (leer miedo en la empresa)

4. Es estratégico, pero se lo come el día a día.

Parece que tiene un plan, involucra a todos en su desarrollo, pide ideas, lo presente como algo irrenunciable y de éxito seguro.

Por fin parece que iremos poco a poco, sabiendo cómo hacer las cosas, pero esta sensación dura muy poco. Cambios contantes de rumbo, cada día una nueva idea, una nueva urgencia da al traste con el plan. Vuelta al estrés, la improvisación y a depender de cada movimiento de la competencia.

Así que parece una cosa y luego es otra. Si ves estos síntomas ponte en alerta y comienza a ser visible en el mercado. Suerte.

El liderazgo negativo es la perversión del liderazgo.

Más sobre el JEFE TOXICO

Y aquí puedes descargarte el capítulo 1

Libro Jefe Tóxico

No comments yet.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3