Formación y marca personal: Ser formador

Ser formador para muchos una salida profesional. Para otros ser formador es una proyección de su marca personal.

Cuando comencé a ser formador

Hace ya 10 años que comencé a ser formador. Fue casual. Llevaba varios años rechazando propuestas de algunos centros de formación. Estaba plenamente centrado en mi proyecto y dedicaba a él todo mi tiempo.

Además eran años que incluso me permitía tener algo de tiempo libre para mi familia. Eran otros tiempos.

Pero un día probé, y fue más un favor que otra cosa. Falló un docente y no supe decirle que no a aquella amiga a la que siempre agradeceré que me sacara del cerrado mundo de “yo, mi empresa, mis clientes”. Gracias MJ.

Desde entonces estoy centrado ya casi al completo en la formación. La perspectiva después de estos años de ser formador me aporta una visión holística y multidisciplinar de la misma, supongo que además muy personal, que quiero compartir con vosotros.

Formación y marca personal

Partiendo de un proyecto de marca personal y su desarrollo estratégico (personal branding), nace la necesidad de la formación como aliada permanente.

Sí, el entorno competitivo, la falta de oportunidades para todos, la búsqueda de empleo… lo mires por donde lo mires la formación, en la era de la información, es un aspecto más de nuestra vida. Allá como se lo plantee cada uno.

En primer lugar partimos de la necesidad de la formación como parte del desarrollo y la mejora de nuestra marca personal.

Tomando como punto de partida la fase de autoconocimiento de la marca personal (recomiendo leer reciente post de Fracesc Segarra en Soymimarca) nos aparecen unos resultados que podemos combinar:

  • Puntos débiles; aspectos que debería tener y no tengo, o los tengo pero no son suficientemente competitivos.
  • Oportunidades; situaciones que presentan posibilidades de mejora de mi situación y me ayuda a cumplir objetivos.
  • Plan de mejora; acciones a desarrollar para cubrir mis debilidades y orientarlas a las oportunidades.

Formación en 3 campos

Pues bien, si tenemos claro que en la era de la información (más bien del exceso de la información) no es muy recomendable quedarse atrás en cuanto a conocimientos, vamos a profundizar como segundo apartado en la formación como parte inherente a ese plan de mejora en tres áreas:

  • Conocimientos; ampliar los campos del saber, las nuevas técnicas o tendencias de mi profesión. Puedes recurrir a la autoformación (leer libros, investigar) o a la formación de terceros (cursos, seminarios, on line).
  • Habilidades; desarrollar aspectos relacionados contigo mismo (autoconocimiento, motivación, capacidad de comunicación, etc) o con los demás (empatía, liderazgo, trabajo en equipo, etc.) Puedes hacerlo recurriendo a talleres o a través de actividades dentro de tu propia empresa.
  • Experiencias; Vivir nuevas experiencias, viajar, conocer gente diferente, escuchar y observar aspectos del mundo hasta ahora ajenos a ti puede abrirte a una nuevo forma de aprender.

Saber y hacer saber

Por último, la formación puede ser para esa mejora de ti mismo, o puedes ser formador para los demás.

La formación se convierte en este tercer apartado como un ingrediente del liderazgo “saber y hacer saber” y un valor de marca personal.

Puedes hacerlo en dos dimensiones:

  • En tu empresa: Si tienes la oportunidad de impartir formación y conocimientos a los miembros de empresa o de tu equipo, tanto de forma normalizada (formación organizada) como mediante el ejemplo y el desarrollo diario a los demás (formación no organizada) serás un referente, un guía, y esa es una cualidad básica para el buen liderazgo.
  • Fuera de tu empresa: Si lo haces fuera de tu empresa, a través de un blog activo sobre temas formativos o de investigación, publicando libros o formando para escuelas de negocio o centros de formación, estás proyectando tu marca personal desde un aspecto clave: la influencia.

Así pues, formación y marca personal van de la mano. Ambos se retroalimentan y ponen en valor la mejora personal, el liderazgo y la capacidad de influencia.

Ser formador es una satisfacción que agradezco como una oportunidad casual que apareció en mi vida y me descubrió cosas que hoy cobran especial sentido para mi:

Descubre lo que mejor sabes hacer, y hazlo #MarcaPersonal y #Formación Clic para tuitear Si no haces cosas nuevas nunca sabrás si estás haciendo lo que realmente te gusta. #MarcaPersonal… Clic para tuitear La satisfacción de formar e influir en las personas no tiene comparación con nada #Formación Clic para tuitear

No comments yet.

Deja un comentario

UA-6441553-3