10 momentos imprescindibles de la historia del rock

historia del rock, libro rock

La gran historia del rock.

Ya tengo mis 10 momentos imprescindibles de la historia del rock.

Qué difícil es destacar un número de canciones entre las miles y miles que han pasado a las listas de los temas de la historia del rock más escuchados, vendidos, radiados… qué difícil.

Pero después de escribir el libro Rock Marketing, y escuchar de nuevo varios cientos de ellas, y otras tantas por primera vez, tenía que mojarme.

Me tocó hacerlo para realizar la lista de Spotify con una selección de las 300 canciones imprescindibles para comprender la historia de la música rock.

La lista está muy bien para escucharla, pero para leerla debía ser más esquemático. El momento llegó cuando junto a Miguel Ángel Escrivá (Santero y Los Muchachos, La Pulquería) teníamos que hacer una selección de 10 que nos acompañara durante las presentaciones del libro, en formato charla-show en directo. Y esto es cercano a lo que salió, y por qué salió.

Pero antes de que leas , juzgues, y me des tu opinión dejemos algo claro, quiero destacar que no es mi lista de las 10 canciones, sino de los 10 momentos clave de la historia del rock. Mejor así.

  1. Sweet Home Chicago, Robert Johnson (1937).

Robert Johnson no fue uno de los primeros del blues, puede que tampoco de los mejores. De hecho sólo dejó grabadas un puñado de canciones, pero su corta historia fue una de las grandes leyendas del rock cuando, en ese famoso cruce de caminos, donde cuentan que, tras intentar en vano vivir de su guitarra, vendió su alma al diablo a cambio de ser un famoso guitarrista de blues.

A la edad de 27 el diablo fue a cobrarse la deuda, llevando a Robert a inaugurar el olimpo del rock, el llamado Club de los 27 al que más tarde se irían añadiendo Janis Joplin, Jimmy Hendrix, Keith Moon y tantos otros hasta nuestros días. Así la edad de 27 se convirtió en la línea roja de la supervivencia a la siempre ha cantado la historia del rock. (“vive rápido, mure joven, y tendrás un bonito cadáver).

En esta canción, grabada en 1937, es un blues clásico, de letra sencilla , que habla de la vuelta a su ciudad de un emigrante negro tras la gran depresión.

Más sobre Robert Johnson y su pacto con el diablo: aquí

  1. Rock around the Clock, Billy Halley (1954).

Esta tema (reversionado de autores anteriores) posiblemente habría pasado desapercibida si no hubiera aparecido en una película, Semilla de Maldad (1955). Esta cinta, que trataba de la problemática juvenil, encumbró el rock and roll a la categoría de música social, dejando los años de marginalidad donde era relegado al desconocimiento.

El tema es también clave si nos quedamos con el detalle de que fue la primera canción que, de forma rotunda (antes hubo otras), daba a conocer esa mágica y prohibida palabra “ rock and roll” que hacía referencia a un baile de trasfondo sensual (adelante y atrás, arriba y abajo, como una mecededora más o menos).

  1. Elvis on Ed Sullivan Show (1956).

El 9 de septiembre dun jovencísimo Elvis Presley hacía su primera aparición televisa en el mítico Ed Sullivan Show. Elvis interpretó Don’t Be Cruel, Love Me Tender, Ready Teddy y Hound Dog. Esa noche se batió el récord de audiencia televisiva, con la censura efectuando cortes sobre sus piernas como recuerdo para la historia, en los USA con 60 millones de espectadores y un 82,6% de audiencia. Con él llegó la locura.

Tras su estelar aparición los medios de difusión y el público blanco en general comenzaron a aceptar un estilo nuevo, ya muy perfilado, con años de desarrollo en los que se ha ido buscando la instrumentación más adecuada, los ritmos, las voces, y unos mensajes que calarían hasta los huesos de una juventud expectante.

Todo cambió ese día para la historia del rock y de la juventud.

  1. Love me do, The Beatles (1963).

En la segunda oleada, y salidos del pub The Cavern, llegan los Fab Four, curtidos en los directos de Hamburgo, y en plena transición al pop más inglés.

Love Me Do es un tema sencillo, de letra intrascendente, con una armónica blues muy marcada que les da un aire country y americano para abrir las puertas de un mundo nuevo, del mundo entero.

Aunque su primer número uno en USA fue I want to hold your hand, he seleccionado Love me Do por ese homenaje blues.

Aquí podríamos añadir cualquiera de los temas coetáneos de The Rolling Stones (Honky Tonk Woman, por ejemplo), también The Animals (House of Rising Sun) , o de los mismísimos The Who con su trascendental My Generation.

Y desde luego valorar el impacto mundial y la influencia en la música, el arte y en la cultura juvenil desde esos inicios de los 60 hasta hoy mismo, y seguro que a futuras generaciones, mantienen ambos grupos.

 

  1. The Times are Changing, Bob Dylan (1964).

Sería complicado hablar de un personaje clave y un momento cero en la cultura rock and roll (ya cultura, más que música). Pero desde luego este podría ser uno de ellos, a mi juicio.

Esta canción es un canto generacional, un himno profético (por más que Dylan repudie que se refieran a él así).

Es la poesía del cambio, de la revolución social pacífica, una llamada a la transición generacional que aún hoy suena como nueva.

Leer más de lo que escribí sobre Bob Dylan: aquí

Ver en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=e7qQ6_RV4VQ

 

  1. Blitzkrieg Bop, The Ramones (1976).

Sin duda otra parada más en el camino de la historia del rock está en el nacimiento del punk. En su versión inglesa supuso un cataclismo social y político, pero unos años antes, y a su particular manera, Los Ramones supieron introducir el nuevo concepto, y además traernos su grito de guerra “¡Hey ho, let´s go!”

Esta canción, que refiere a la guerra relámpago, un sistema de ataque de la infantería nazi, hace un alegato a la movida callejera. Algunos ven un alegato a la violencia juvenil, otros a la diversión previa a un concierto… qué más da, es pura batalla punk, diversión callejera.

Ellos en la calles de Nueva York (sin vinculación política musical), Sex Pistols en las de Londres, con sus alegatos anti conservadores, el punk hacía temblar los cimientos de la sociedad políticamente correcta.

  1. Ziggy Stardust, David Bowie (1971)

Y en plena metamorfosis pop-rock llega Bowie para romper de nuevo los esquemas musicales y estéticos, y ampliar fronteras sonoras. Un personaje de permanente reinvención, vanguardia de modas y con un gran respeto ganado como artista.

Ziggy Stardust y sus arañas de marte con mucho más que una canción. Con ella inaugura un show rompedor, un disco conceptual, y una vuelta de turca más a las posibilidades del rock en su versión glam. La historia del rock tiene un lugar honorífico para él.

Leer más de lo que escribí sobre Bowie: aquí

  1. Born to Run, Bruce Springsteen (1975).

Mientras el rock evoluciona en plena new wave hacia sonidos diferentes, modas y avances estéticos en la era post punk, una corriente musical persiste en el mantenimiento del rock de raíces. Hay quien lo denomina rock clásico, hoy nuevo rock americano, pero desde luego Bruce siempre ha estado ahí.

Artista consecuente, su sonido evoluciona disco a disco manteniendo una esencia vital y una coherencia evidente.

Born To Run es un disco que cambió la vida del rock, acercándose a los miedos de una juventud urbana entre coches, carreras y problemas de trabajo a través de un sonido.

Leer más de lo que escribí sobre Bruce Springsteen: aquí

  1. Una noche sin ti, Burning (1984)

En España había ya un tradición de rock and roll, primero bajo la influencia rock and roll usa y más tarde del brit pop. Mientras grupos como Los Pekeniques (teloneros de los Beatles en España) o Los Top Son mantenían viva la llama, fue en el 74, a las puertas de la transición política, y también en medio de la eclosión punk europea cuando un grupo de barrio madrileño dieron con los mágicos acordes del rock que abriría una etapa y de nuestra particular new wave.

Burning y su Pepe Risi al frente mantuvieron el tipo y el estilo adecuado sin retroceder un solo milímetro de autenticidad. Esta canción lo tiene todo, ya con cierta retrospectiva y nostalgia.

 10. Smells Like Teen Spirit, Nirvana (1991)

Hay ciertas ganas de matar el rock, y cada cierto tiempo viene alguien a resucitarlo. Muchos pensaron que los 80 fueron criminales con el estilo y la actitud hasta que llegaron Nirvana… y de repente ya no hacía falta mirar atrás.

Nirvana volvió a cambiarlo todo al lanzar Bleach y después Nevermind. Espíritu, alma rock and roll. Renegando del pasado de la música supieron, de forma ciertamente sorprendente, llegar a ser una nueva referencia que, en modo de escape, pasó factura en las venas de Kurt y dejó huella social a través del grunge.

 

Venga, te has quedado con las ganas de decirme cual me he dejado…

Descárgate gratis capítulo 1 libro Rock Marketing (una historia del rock diferente) aquí

Más info libro Rock Marketing: aquí

2 Comentarios

  1. Miguel Ángel peña 7 julio, 2015 at 7:14 am #

    Pues no siendo tus preferidas Pablo son una pasada

    Responder

    • Pablo Adan 7 julio, 2015 at 8:34 am #

      Gracias Miguel Angel ¿cual aportarías? como momento más que como canción….

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3