Marca Personal con los 5 sentidos (2): La vista

La vista es el sentido que nos permite ver las cosas. A través de los ojos obtenemos percepciones formales de objetos y personas, y con ellas nuestro cerebro les atribuye sensaciones. Allí se interpreta y se reconocen los objetos y el entorno que nos rodea.

Así, un vaso de agua se percibe como tal por la vista (un objeto transparente con un líquido dentro) y el cerebro lo transforma en una sensación de frescor que puede calmar mi sed.

De igual manera las personas trasladamos una imagen real y racional, y el cerebro se encarga de transformarla en su vertiente emocional y de sensaciones. Y lo hará en primera instancia función de lo que transmitimos, y en segunda de lo que realmente somos, si es que somos capaces de hacerlo visible.

No seré yo quien le de más valor a la imagen personal de la que tiene, pero admitamos que algo de importancia debemos otorgarle.

Aquellas personas más escépticas en este sentido afirmarán sin duda que tendemos a juzgar sin darnos cuenta que de igual manera somos juzgados.

Sea como fuere, la vista juega un papel destacado en nuestra marca personal desde estas dos perspectivas:

 Imagen Personal

Me apunto a la corriente más natural, aquella que afirma que nuestra imagen personal (tanto la parte física –aseo personal-, como la indumentaria –o sea, la ropa y los complementos) deben ser acordes a dos variables:

  • Acorde a la imagen que queremos transmitir, para los más auténticos y consecuentes.
  • Acorde al entorno en el que me encuentro, más cercano al respeto y el protocolo.

Así pues, la coherencia entre la parte visual y estética de mi marca personal frente a la corrección o el dictado de normas que no compartimos queda de tu cuenta. Hagas lo hagas, de la manera que lo hagas dirá mucho de ti, en un sentido y en otro.

Visibilidad: Ver y ser visto

Jugamos con la vista, y con ella somos objeto de atención. La importancia de la visibilidad y de la selección de aquellos entornos donde conviene dar a conocer mi marca. A veces la simple presencia puede ser una táctica de inicio para una relación.

Piensa que somos marcas, y como tales transmitimos. Una presencia correcta y activa, una actitud adecuada, una sonrisa, una mirada atenta… hacen marca

Pero no olvides que también estás para ver, para observar. Observar lo que ocurre alrededor, a otras personas, recorrer visualmente el entorno para saber cómo adaptarte mejor a él y a las personas que están presentes. Identificar a las personas clave, reconocer.

Así pues, ya sabes: Ojo avizor. La vista sirve para ser visto y para ver.

Publicados en soymimarca

No comments yet.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3