Bajo un líder tóxico

bajo

El lado oculto de liderazgo

Llevo más de un año recopilando información a través de estudios, encuestas y entrevistas sobre las cualidades del liderazgo. Y lo cierto es que estoy quedando sorprendido.

Descubro un mundo oculto, ajeno al buenismo de liderazgo positivo y enfrentado a él. Es el liderazgo del que tanto cuesta hablar, es el lado oculto del liderazgo que domina la realidad, el liderazgo tóxico.

Es la antítesis de Covey y de sus ideales del liderazgo, lo contrario a Goleman y su liderazgo emocional; es un estilo que se basa en una mezcla de cualidades positivas y negativas, porque no deja de ser un líder.

Mantiene cualidades positivas, sobre todo centradas en el ámbito personal, que se enfrentan a sus cualidades negativas, que se manifiestan principalmente en la gestión de personas. Y aunque no lo creáis todas tienen su explicación desde la sociología y la psicología. Cuando escuchas, analizas, buscas justificación y la encuentras es que todo cuadra.

No existe el líder perfecto

Y os preguntaréis ¿Por qué se le llama líder entonces? No existe el líder perfecto, y si existe es algo muy poco habitual. La mayoría de jefes poseen unas cualidades y otras ni de lejos, por lo que cualquier jefe que tenga una serie de cualidades puede ser considerado como líder. Si no fuera así muy pocos jefes serían considerados líderes, así que mejor no poner el listón tan alto. En todo caso quedaría en jefe tóxico, que no es un mal menor sino todo lo contrario.

Los resultados hasta ahora recibidos de la encuesta que se encuentra aún activa en esta web (agradezco que participes si no lo has hecho aún) reflejan esta dualidad:

  • Cualidades positivas: Innovador y creativo, buen comunicador y con alto nivel de conocimiento.
  • Cualidades negativas: Falta de equilibrio en su actitud, bajo nivel de motivación a los demás, poca claridad en el plan y malas relaciones personales en el equipo.

El líder tóxico

Es aquí donde nace el perfil del líder tóxico. Una persona que ostenta el poder a través de la propiedad o la delegación, que te atrae con su versión positiva pero saca su lado más negativo para obtener el máximo rendimiento de las personas a través de la autoridad.

Pero me voy encontrando con muchas curiosidades. Una de ellas es que goza de una reputación enfrentada; positiva frente a la dirección (al fin y al cabo da resultados) y otra negativa frente a su gente (es insoportable).

Y otra es su demoledora acción sobre el talento;  lo trae, lo exprime y al poco las personas abandonan. Mantiene una visión cortoplacista, es inestable y genera individualismo.

Y un montón de cosas más que pronto os contaré, porque si vives con un jefe tóxico ponte en alerta.

Participa en la encuesta sobre liderazgo aquí.

Cuéntame tu experiencia sobre líderes tóxicos en este mail

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3