Perder o ganar

Perder o ganar

Nadie juega para perder

Perder o ganar, ganar o perder. La lucha por la supervivencia, la competencia, no deja espacio para los perdedores.

Si lo importante es ganar, entonces eso de participar es una vacuna mental preventiva para poder afrontar la derrota y buscar un falso consuelo. No hablamos de juegos de niños, de competiciones deportivas, tampoco de guerras. No es cosa de extremos, no; es el día a día, el esfuerzo por la supervivencia.

¿Es la paz o el acuerdo una meta, una victoria o una rendición? La paz es la reacción frente a la presión y el sometimiento. La pide quien pierde y la acepta quien gana. La presión externa nos invita a aceptar la derrota cuando no hay otro remedio o cuando la pérdida puede ser aún mayor.

Si te llaman perdedor

Si te llaman perdedor es un insulto. Nadie quiere serlo, salvo que tengas un espíritu fuerte o te importe bien poco lo que digan los demás. Te aplaudo si así es.

La vida es un juego donde hay que apostar para ganar, arriesgar aun teniendo probabilidad de perder. Y la historia la escriben los que ganan, y te necesitan para que ellos puedan seguir ganando y tú sigas perdiendo. En el podium no hay sitio para todos, ni siquiera el recuerdo.

Quizás estamos planteando la vida como una eterna lucha entre fuerzas contrapuestas, entre unos planteamientos y sus contrarios, entre la victoria y la derrota.

¿Estamos poniendo visiones de nuevo extremas?

Siempre competir

  • Es posible, pero es una lectura bastante real de la vida y de lo que ocurre en ella; es un enfrentamiento entre lo correcto y lo incorrecto. Vale sí, puede ser algo extremo, aunque nadie estamos en esta vida por decisión propia. Y la lectura de la vida es una lucha por la supervivencia, lo que implica una competencia por los recursos. Competir para perder o ganar.
  • ¿Siempre competir?
  • El propio sistema así lo establece: el liberalismo, la libertad para competir. Porque nadie está aquí para participar y perder, sino para ganar. Nadie regala nada, todo está y existe para ser conquistado. Con la excepción de los que nacen con sobrados, claro.
  • Te has pasado un poco. La gente no se complica tanto la vida. También existe el pacto, la negociación: el win-win donde todos pueden ganar y nadie pierda mucho.
  • ¿Lo ves, Krizn? Sigue siendo ganar o perder. Aunque ganen ambos en el pacto siempre será uno frente a otro, o los que pactan frente a terceros. El éxito siempre es a costa de los demás.
  • ¿Por qué te pones así? Entras en bucle buscando justificar tus planteamientos del todo o nada. Podemos justificar las cosas, pero trata de analizarlas y superarlas hacia algo mejor, ¿o no era ese el tema?
  • ¿Y por qué tanto rollo de conversaciones? Tú parece que tienes el guion escrito. Seguro que podrías cambiar las cosas en la Tierra sin necesidad de contar con tus experimentos conmigo y con las otras personas que abducís por aquí y les coméis la cabeza.
  • Pablo, no te estoy comiendo la cabeza, más bien eres tú quien me lo come a mí. Se trata de cambiar las formas de pensar, si no es así no conseguiremos nada.

Lo importante no es participar

  • Tú mismo lo has dicho. Lo importante no es estar aquí y participar, sino conseguir algo, ganar, ¿o es que sirve de algo perder? No sé, a veces pienso que cada uno vaya a la suya y punto, que cada uno piense lo que quiera, o que no piense. Esto de tomarme en serio lo de hacer pensar a la gente igual me convierte en un idealista o en iluminado, en un ruidoso taladro para los demás.
  • No sufras, cada uno hará lo quiera, cada uno es libre de hacer lo que mejor le venga, como mejor se sienta, eso no tiene discusión. Aunque perder en lo colectivo, y ahí tenéis mucho que perder todos, os llevará a una sociedad vacía, insolidaria, enfrentada y sin plan de futuro.
  • ¿Y me lo tienes que decir tú a nosecuántos años luz de la Tierra?
  • Pablo, ya te lo he dicho cien veces. A mi realmente no me afectaría vuestro caos, no me va nada en ello. Solo quiero ayudar si te dejas, y me está costando mantener la paciencia. Me alteras.
  • Te lo digo yo, que soy más perdedor que ganar. Otro día hablaré del romanticismo de los perdedores.

Más en Mis Conversaciones con Krizn: aquí

¿Ganar o perder?

Preguntas que cierran las puertas, dejan heridas abiertas.
Pero jamás vivir arrastrado, quizá es el único acierto.
No hay más respuestas.
¿Ser o tener?

Perder te enseñó siempre mas.
¿Ser o tener?
¿Cuánto vales?
Preguntas que caen al fondo del mar.
Perder te enseñó siempre más que ganar.
Letra Perder o Ganar (Miguel Angel Escrivá, Santero y Los Muchachos)

¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)
No comments yet.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

UA-6441553-3