Sí, soy raro. La individualidad sin complejos

soy diferente ¿soy raro?

Somos únicos e irrepetibles

Sí, debes ser raro.

La diferencia por sí misma no es un valor. Sólo si resulta que aportas otro valor, valga la redundancia, pero en esto es un experto Guillem Recolons en su reciente post ya apuntaba (La normalidad está sobrevalorada).

Esta claro que somos únicos e irrepetibles, luego la diferencia en sí misma un aspecto natural -esencial- del hombre. ¿Significa que soy raro?

Somos y sentimos, por lo que es posible definirnos así de fácil:

  1. Somos distintos, en lo físico, en lo mental.
  2. Somos únicos y genéticamente irrepetibles.

Nuestra propia individualidad acepta, realmente no siempre, la necesidad de mantener una misión personal propia y diferente, desde nuestra esencia hacia algo superior, como una meta que cumplir desde nuestra conciencia hacia nuestro destino. Otra cosa es que se encuentre.

Soy raro, y eso me convierte en asocial

Pero llega un momento en que te das cuenta de que vives al son de la corriente social, de que piensas como han ido marcando los cánones, que los relatos del progreso van cambiando tu percepción de las cosas, de las ideas. Y que no eres tan diferente, y que conviene ser igual que los demás.

Porque pensar de forma independiente te convierte en un asocial, un radical, un raro espécimen.

Incluso cuando las corrientes que reivindicaban este pensamiento han conseguido cotas mayores de poder e influencia, entonces esa forma de pensar ya no es libre, sino que crea sus propias normas, y van cerrando el embudo sobre lo que está bien y lo que está mal.

Cuando los críticos del sistema entran en él, empieza la purga contra sus antes aliados. Es el poder y la influencia, el círculo que gira, que va y viene, que se abre y se cierra. Y entre giro y giro cambian las reglas de lo políticamente correcto. A conveniencia.

La individualidad puede ser un peligro

La individualidad puede ser peligro, o no. Pero desde luego no es algo que sea bien aceptado.

Yo soy raro, tú eres raro, y si todos van en dirección contraria ¿no seremos nosotros los que vamos equivocados?

Sé que este texto es redundante, y raya en el contrasentido, pero es que es así.

Porque la naturaleza nos ha hecho distintos, y sin embargo la mayoría quieren ser iguales, y ceder su identidad a la nevera de la masa.

Porque tiene sus ventajas en la vida y en el trabajo.

Pero yo dudo que eso nos haga felices. Nuestras contradicciones deben ser nuestras libertades de ser y pensar, de elegir. Y no al contrario.

Así que si eres individual, diferente, los raros son los demás.

El principio de individualidad, leer más

2 Comentarios

  1. Luis 6 marzo at #

    El gran Ortega ya habló largo y tendido en su libro La Rebelión de las masas.. Y eso a principios del siglo XX..

    Responder

    • Pablo Adan 6 marzo at #

      Grande Ortega y Gasset, y libro imprescindible de filosofía y sociología necesario para entender muchas cosas de hoy. Gracias Luis!

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-6441553-3