Bienvenidos a la era de la gente corriente.

WorkersMientras el mundo debatía acerca de las posibilidades de la nueva Europa tras la caída del muro de Berlín, el papa Juan Pablo II pronunciaba una frase conciliatoria: el mundo necesita respirar con los dos pulmones.

Leía esto a raíz de un articulo acerca de las tesis de Fukuyama sobre el fin de la historia que, hace ahora 25 años, predecía un mundo encaminado a la perdida de las ideologías y del valor de éstas como acicate del movimiento y el progreso social.

Esos dos pulmones, los de los dos polos del mundo antiguo (comunismo y capitalismo) me los llevo sin rubor hacia mi entorno, mi pequeño mundo de las personas.

Esos dos polos los asemejo metafóricamente con permiso de JPII la emoción y a razón. Una estrecha y necesaria Interrelación que la inteligencia emocional ha llevado a la palestra de la actualidad. Una combinación equilibrada donde no hace falta medir con un reloj la cantidad de tiempo que dedicas a tu lado derecho o izquierdo cada día que pasa. Simplemente ahí esta, ando nuestros instintos o dejándolos correr.

Robert Spaeman, otro de los grandes filósofos contemporáneos alemanes, hablaba de que estamos en la era de la gente corriente. Y yo, gente corriente como el que mas, preocupado en el papel de la persona por encima de la sociedad, ya que este es su valor inicial y final, y que entronca este pensamiento en torno a la marca personal, asumo sin paliativos este principio.

 ¿Significa que estamos en la era del individualismo?

Nada mas lejos de la realidad. Estamos en la era de la personas, de los que reclaman dignidad frente a ideologías, partidos y asociaciones cuyos fines (cumplir un fin político, económico o social) escapa al valor de las personas y por tanto a su servicio único como misión colectiva.

Esos vestigios de pasado hoy son una herramienta para dividir a las personas y no para unirlas, y cuyo único objetivo social es el de perpetuarse en el poder a costa del enfrentamiento y el reparto selectivo de prebendas y privilegios.

Estamos en la era de la gente normal, de la gente corriente. La globalización y el entorno 2.0 han otorgado un nuevo papel a la personas, ahora protagonistas.

Abajo las viejas estructuras y sus rancias razones. Arriba las personas, reclamemos nuestro lugar allí donde no se nos permite. Necesitamos una nueva sociedad que respire con los dos pulmones.

Libro Rock Marketing. La visión desde el rock

juan-vitoria-rock-marketingIntroducción al libro Rock Marketing del escritor y musicólogo Juan Vitoria, propietario de la mítica tienda musical Amsterdam Records de Valencia. Gracias Juan por creer en él desde el princpio.

Siempre que se habla de arte, especialmente de arte convulso como la música, prevalece el enfoque de la persona que analiza o evalúa al artista o a la obra. El enfoque es determinante para establecer el puente entre el escritor y el lector; si se concuerda todo va bien, pero hay infinidad de ocasiones en las que dicho enfoque no satisface al destinatario de ese escrito (o esa locución, que la radio también posee esa característica). Generalmente, la gente involucrada en la música, sea de un modo u otro, conocemos el enfoque de los críticos y por ello sentimos cierta empatía con algunos, al igual que repelemos los artículos de otros, eso es inevitable. Por eso es de agradecer encontrar algunas veces textos donde el enfoque no es prioritario; no es que sólo esté hablando de información pura y dura, sino de una especie de visión bajo otro prisma, en el cual se evita, de algún modo, la opinión apasionada.

El libro que tienes en tus manos es un ejemplo de escritura sin vehemencia crítica y, sin embargo, se analizan bastantes cuestiones acerca del rock, ese sonido visceral que provoca sentimientos encontrados y, lógicamente, entronca con definiciones distintas, según sea el crítico que sea. Pablo Adán ha buscado un lugar común entre la música y su desarrollo como producto, como marca o como distintivo. Y además ha encontrado el hilo para hacerlo muy ameno y original, porque este libro se degusta con entretenimiento y repasa parte de la propia historia de un estilo sonoro que ha cautivado a millones de personas.

El marketing nos rodea de tal modo que no hay arte que no se vea envuelto en procesos de marketing, bien para sobrevivir, bien para buscar una nueva vía. El rock nace como estímulo juvenil y provoca una auténtica revolución en el mundo moderno; se pasa del blanco y negro al tecnicolor, de un plumazo. Se liberan tabúes sexuales, estereotipos y condicionantes religiosos. Es un cambio generacional en toda regla. Pero en este mundo moderno todo se compra y se vende y el filón del nuevo juguete para los jóvenes acaba convirtiéndose en rentable para la industria. El marketing se apodera de esta forma de vida, de este pensamiento, de esta declaración de principios que ha adquirido forma de música.

rock marketing ok portada finalPablo Adán desmenuza, sin ser aburrido en absoluto, la evolución del rock bajo ese ideario que también se nutre del marketing y lo hace contándonos muchas peculiaridades, tanto de los músicos, de los discos, de las compañías o de los mecenas que generan la propia historia de este sonido. Adán habla de momentos que han marcado las directrices de muchos creadores, de muchas compañías discográficas e, incluso, de muchos estilos que devienen del rock. Y, lo más importante, lo hace de forma irresistiblemente divertida… a ver si me explico bien; quiero decir que este libro se lee con fruición, que atrapa fácilmente y que es difícil dejarlo hasta que lo acabas. Eso es, para mí, más de lo que se suele ofertar en los habituales libros de música

Juan Vitoria

Escritor y musicólogo

Amsterdam Records

 

A las puertas del infierno. Rock y marca personal

puertas-del-infiero-rock-marketingDicen que los buenos van al cielo. Debe molar mucho, habrá buen rollo y será tranquilo. No se, pinta bien.

Pero es un camino demasiado fácil. A los emprendedores, los arriesgados, los trotamundos y los inquietos no les va la vida fácil. El camino al cielo se antoja poco interesante.

Estremece escuchar la letra y la música de Led Zeppelin en su eterna canción Stairway To Heaven en una surrealista (y lisérgica) visión sobrenatural.

Hay una dama que está segura de que todo lo que reluce es oro,
y está comprando una escalera al cielo, y cuando llega allí
sabe si las tiendas están cerradas, con una palabra puede conseguir
lo que vino a buscar.

Y está comprando una escalera al cielo

Hay una sensación que tengo cuando miro hacia el oeste,
y mi espíritu está gritando por(que quiere) marcharse.
En mis pensamientos he visto anillos de humo
a través de los árboles,
y las voces de los que permanecen mirando.

Sí, hay dos caminos por los que puedes ir,
pero a la larga, todavía hay tiempo para cambiar el camino en el que estás.

Hay un zumbido en tu cabeza y
y no se irá, porque no sabes
que el gaitero te está llamando para que te unas a él,
querida dama, no puedes oír el soplido del viento,
y ¿sabías que tu escalera se apoya en el susurrante viento.?

Y mientras nosotros seguimos bajando por el camino,
nuestras sombras más grandes que nuestras almas,
camina una dama a la que todos conocemos,
que brilla con luz blanca y quiere mostrar como todavía todo se convierte en oro,

Y está comprando una escalera al cielo.

Si tu camino es duro pero no te rindes, pesado pero aguantas, difícil pero lo superas, desmotivador pero aún sigues adelante, es posible que te asomes en más de una ocasión a las puertas del infierno.

Allí te esperan con ansiedad la desesperación, el fracaso y la ruina.

Pero sabes lo que te digo? Estar en las puertas del infierno es el camino más directo para ganarte el cielo.

Es riesgo, coherencia, vivencia al límite, darlo todo, competir, arriesgar, luchar… y son valores de marca personal.

Vida fácil, vida libre. Billete para un viaje de sólo ida.

Sin preguntar nada, déjame en paz. Tomándomelo todo con calma.

No necesito razones, no necesito rimas. No tengo nada mejor que hacer.

Cayendo, hora de fiesta. Mis amigos también van a estar ahí.

Estoy en la autopista al infierno.

No hay señales de stop ni límite de velocidad.

Nadie me va a hacer frenar. Como una rueda, voy a girarlo.

Nadie se va a meter conmigo.

Hey, Satán, he pagado mis deudas tocando en una banda de rock.

Hey, Mamá, mírame voy de camino a la tierra prometida.

Estoy en la autopista al infierno. No me detengas.

Y estoy cayendo, siempre hacia abajo.

Highway To Hell (ACDC)

Pero tú tranquilo Take it easy. Bienvenidos al Rock Marketing

Rock Marketing, nuevo libro ya a la venta

Libro rock marketingAunar pasiones

Qué difícil es poder aunar pasiones en el trabajo. Cuando tu vida profesional lleva unos derroteros, más o menos acordes a tus preferencias, es complicado conseguir juntarla a una gran pasión personal de la que difícilmente has conseguido que fuera tu modo de vida, porque no lo hiciste a tiempo, no te lo planteaste, o simplemente te daba miedo.

A ritmo de música nací, a ese ritmo crecí, hice el gamberro mientras pude, me enamoré y a ese mismo ritmo he seguido estudiando, pensando, trabajando y escribiendo.

Seguramente esos sonidos, ese ritmo vital, ese entorno, ha marcado en gran medida lo que soy, lo que pienso y lo que siento.

Cuando hace ahora un año una grave intervención quirúrgica amenazaba mi salud y mi movilidad decidí, por fin, dedicar el tiempo previo y el de la larga convalecencia a juntar mis dos grandes pasiones para que me ayudaran a superar la inactiva etapa de mi vida.

Y así fue. Preparé mi habitación con toda la música que pude almacenar, instalé en ella mi entorno de audición y recopilé libros y libros sobre música; sobre rock.

Saboreando cada instante, volviendo a escuchar a los grandes sin dejar a los buenos de hoy, construí una visión muy particular del gran legado de la cultura rock sobre la sociedad actual.

Pero no era suficiente.

Se ha escrito mucho y bueno sobre la historia de la música, de los grandes grupos, de las grandes historias. No era mi intención algo más, lo de siempre, y mucho menos quitar a los buenísimos musicólogos que hay en España su esencial aportación a la literatura musical.

Así que me decidí por revisar el rock desde la perspectiva analítica del marketing: su origen, sus influencias antes de llamarse rock. Por qué llegó y por qué se quedó. Su evolución natural hasta que el punk lo cambió todo, y todo lo que ocurrió después.

¿Marketing de 4 Pes y rock?

Luego las 4 Pes: el rock como producto (cómo nace, cómo identifica a su público objetivo, su mercado y cómo se comporta ante su competencia –plagios, duelos de bandas, saturación de oferta), el precio y el valor de la música (piratería, sponsoring), las estrategias de promoción (la payola, las marcas y el diseño) y la distribución (cómo afecta internet a la cadena de valor).

Y cómo no el rock también tiene su estrategia (vive rápido, muere joven y tendrás un bonito cadáver) y sus objetivos: la fama a toda costa.

Músicos, estilos, tribus urbanas… y por supuesto las leyendas negras basadas en el trinomio sexo, drogas y rock and roll, como elementos esenciales e identificadores de esa cultura generacional que amenazaba las estructuras sociales conservadoras..

Luego se analiza cómo se crea un grupo, sus fases, el liderazgo necesario, el planteamiento de objetivos,.,. al fi y al cabo es un trabajo en equipo. Y claro, las influencias del rock en el cine, la literatura y el fútbol.

Con esto y mucho más (anécdotas, momentos clave, las mejores letras y los mejores músicos) he conseguido disfrutar escribiendo una vez más.

Un gran trabajo, y muchas gracias

Y además creo que es un buen libro, al menos es un gran trabajo. Pocas veces lo he dicho de forma tan directa… ¡no os lo perdáis!

Gracias a Celestino Martínez (Comunico Luego Vendo) por dar su visión del libro desde el marketing. A Juan Vitoria (Ámsterdam Records) por darla desde un profesional del rock, y a Miguel Ángel Escrivá (Santero y Los Muchachos) por hacerlo desde la perspectiva de un rockero sin remedio y con actitud. Y no me quiero olvidar del gran Roberto Arancibia en el apartado de Rock en LatinoAmérica, rockero empedernido y adicto a los decibelios.

Rock Marketing. Para amantes del rock, para amantes del marketing.

Rock y juventud (y 2) ¿Quién cambió a quién?

Aún parece existir cierta controversia sobre el impacto que el binomio rock y juventud se realizaron mutuamente en los años 50 y 60.

3080_8aSin embargo en su vertiente musical y también cultural, es fruto de un evolución social que abarca actitudes previas, una situación socio económica determinada, referencias cinematográficas, también literarias y una época de desarrollo industrial pero sobre todo una producción autóctona y nacional, con unas raíces muy establecidas en América, incomprensión conservadora, persecución judicial y sus primeros cadáveres, elevados al estatus de mártires del rock.

Con todo esto ¿cómo es posible pensar que el rock cambió la sociedad? No estoy del todo de acuerdo; el producto no cambió al consumidor. Más bien al contrario ambas cosas fueron a encontrase desde caminos diferentes.

El rock no cambió a la juventud. Ciertamente fue que la evolución social y juvenil tomó forma de rock como fruto de ese cambio desde la música en general (jazz, swing, country, blues, góspel, folk).

En el año 1963 se produjo uno de tantos hechos claves de la amplificación de este proceso. Bob Dylan, cuyas composiciones tenían una clara influencia literaria, supo retratar perfectamente este cambio cultural con la música como motor, justo en su paso desde los orígenes folk hacia un folk rock electrificado. Aunque los motivos de la composición y la intención de esta mensaje parece que siguen muy difusos es posible que por primera vez el rock cantara a generaciones anteriores haciendo ver que esto ya había cambiado para siempre.

En una entrevista al respecto el propio Dylan afirmaba “…no es una declaración … es un sentimiento”. En cualquier caso, y de cualquier influencia, fue capaz de explicarlo a todos a través de la letra de su poesía musical The Times Are Changing.

Reúnanse a mi alrededor gentes, por donde quiera que vaguen, y admitid que las aguas de vuestro alrededor han crecido, y aceptad que pronto estaréis calados hasta los huesos.

Si el tiempo es para vosotros algo que merece la pena conservar, entonces mejor que empiecen a nadar o se hundirán como una piedra, porque los tiempos están cambiando.

Vamos, escritores y críticos, que profetizan con vuestras plumas, mantengan los ojos abiertos, la oportunidad no se repetirá.

bob-dylan-rock-marketingY no hablen demasiado pronto, porque la ruleta todavía está girando. Y nadie puede decir quién es el designado. Porque el ahora perdedor, será el que gane después. Porque los tiempos están cambiando.

Vamos, senadores y congresistas, por favor presten atención a la llamada. No se queden en la puerta, no bloqueen la entrada. Porque el que salga herido será el que se quedó atascado. Hay una batalla ahí fuera y es atroz.

Pronto sacudirá vuestras ventanas y hará vibrar vuestras paredes, porque los tiempos están cambiando.

Vamos, madres y padres de toda la tierra, y no critiquen lo que no pueden comprender. Vuestros hijos e hijas están más allá de vuestro dominio. Vuestro viejo camino está envejeciendo rápidamente.

Por favor, salgan del nuevo si no pueden echar una mano, porque los tiempos están cambiando. La línea está trazada, la maldición lanzada. El que ahora es lento, luego será rápido. Como el presente será luego pasado.

El orden está destiñéndose rápidamente. Y el que ahora es el primero, será después el último, porque los tiempos están cambiando.

Leer  Rock y Juventud (1) Es rock es cultura

Todo esto y mucho más en el libro Rock Marketing. ¡Nos seguimos!

@RockMarketing

Bob Dylan

Rock y juventud 1 ¿Es el rock una cultura? (Rock Marketing)

icone_musica_rawSi pretendemos buscar alguna definición de cultura encontramos múltiples acepciones de fondo básicamente social y antropológico. Pero en sí mismo el concepto de cultura implica transformación y un modelo de vida a seguir. y en este sentido rock y juventud mantienen un idilio que lleva ya más de 7 décadas.

Discutir si el rock es o no cultura, para minimizar su capacidad de influencia y su impacto en la sociedad de hoy, se antoja cada vez más reaccionario y falto de razón.

Ingredientes para que haya cultura

Entre los grandes expertos en los modelos culturales hay un cierto consenso en afirmar que los diferentes elementos de una cultura se pueden dividir en cinco apartados. Veamos en qué medida la cultura rock está a la altura de este análisis:

  1. Elementos materiales; que son todos los objetos de los que dispone un modelo social: entorno geográfico, herramientas, utensilios, productos, etcétera. El rock lo tiene por conquista propia sin duda alguna: los entornos de nacimiento y expansión, instrumentos específicos, discos, materiales de producción…
  2. De organización; las formas de relación social que hacen posible la participación de los miembros del grupo. Grupos, estilos, comunidades, clubes de fans, discográficas…
  3. De conocimiento; las experiencias que se trasmiten de generación en generación y que producen o incorporan nuevos conocimientos: sonidos, acordes, intercambios musicales, letras, ritmos…
  4. Simbólicos; los diferentes códigos visuales icónicos o lingüísticos que conforman una base comunicativa entre sus miembros: el símbolo de la paz, los gestos con los dedos y las manos en los conciertos, determinados dibujos, formas de peinado, vestuario, portadas de discos, carteles de conciertos….
  5. Y emotivos, que son las creencias colectivas y los valores integrados que motivan a la participación y/o la aceptación de las acciones: rebeldía, inconformismo, evolución social, coherencia, actitud, constancia, amor, paz, multiculturalidad…

Es decir; el rock tiene elementos más que suficientes para haber sido capaz de crear una nueva cultura, donde la música es, tan sólo, una forma de expresión entre otras muchas.

La cultura del rock está viva,

rock marketing ok portada final

Aceptada o no aceptada por todos no hay duda, la cultura del rock está viva, mantiene un legado histórico como impresionante bagaje, y lo mejor: sigue siendo generadora cultural de nuevos estilos, nuevos valores, nueva formas de comunicación.

Y yo me pregunto, ¿no será suficiente este gran acervo cultural que puede hacer que personas sin otro tipo de conocimiento o formación sean capaces de convertirse en un genio de las letras, poetas, bailarines, virtuosos de la guitarra o en excelentes intérpretes o compositores de melodías?

En los próximos días Rock Marketing en las librerías de España y en breve en Latinoamérica. …

Marca personal: el viaje de tu vida. Conferencia.

Cada persona que tenéis al lado, delante o detrás. os transmite algo, aunque no quiera. Transmite por el hecho de ser y de estar. Su mirada, sus gestos, su actitud, su tono de voz, lo que sabes de él y lo que presupones o imaginas de cómo es él. Entonces somos marca.

Qué es la marca personal.

Es algo que tenemos las personas. Es lo que somos pero también es lo que los demás saben de nosotros, o intuyen.

Dicen con muy buen criterio que marca personal es lo que eres. También que marca personal es el aroma que dejas en los demás. Y también que marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás delante.

De qué se compone una marca personal.

pablo-adan-marca-personal-conferenciaA veces en los talleres para el desarrollo de la marca personal equiparamos a las personas con un iceberg, modelo desarrollado por Soymimarca para la consultoría de marca personal.

Una gran parte de nosotros, lo que nos conforma, está pero no se ve. Esta parte, oculta a los ojos de los demás es sin embargo la parte más esencial y también la que otorga la fuerza y la resistencia al conjunto. Su propio valor.

  • La familia y la genética como primeros aspectos de influencia sobre nuestra infancia.
  • El entorno y la educación que conforma nuestra personalidad y nos va dotando de criterios propios en los siguientes años.
  • La formación, las habilidades y las cualidades. La destreza y los conocimientos que vamos adquiriendo a lo largo de nuestra etapa de desarrollo.
  • La socialización, el proceso de irrupción en un entorno que te acepta por ser como eres una vez emancipado o bien si te has incorporado al mercado laboral.
  • Los principios y valores, que vas adquiriendo en base a tu visión de la ética y tus experiencias personales.
  • La reputación, o el nivel de aceptación y respeto de tu persona en los demás. y el prestigio que has ido adquiriendo, probablemente fruto de coherencia
  • Y por último lo que sale de ti: tu actitud y la forma en que gestionas las relaciones personales.

Somos marca, vale … ¿y para qué?

pablo-adan-marca-personal-para-queAhora más o menos ya sabemos los factores que conforman una marca, seguro que muchos han quedado fuera, que podríamos definir en parte como la personalidad puesta en sociedad y en valor.

Sin embargo, en un sentido estático, y según lo analizado en la relación anterior, podríamos pensar que una marca personal es como una radiografía: nada más lejos de la realidad.

La marca personal es el punto de partida para ir mucho más lejos hacia nosotros mismos:

  • No hay marca personal sin pasado: lo que me ha influido, lo que he hecho, lo que he conseguido.
  • Tampoco hay marca personal sin presente: lo que soy y lo hago. Mi actitud, lo que se ve de mi.
  • Y mucho menos sin futuro. El valor real de una persona reside en su capacidad para hacer y conseguir, para conquistar.

Pero estas 3 dimensiones de una marca personal son las que verdaderamente le dan sentido y valor. El destino, el futuro.

Para mi pasado: Reflexionar

Deberás entonces reflexionar, tomar conciencia, analizar tu persona y determinar esas preguntas que tanto esquivamos porque tanto duelen a ves. ¿Quién soy? ¿por qué soy como soy? ¿cómo defino? Se trata de completar ese cuadro de conceptos.

Para mi presente: Ponerla en sociedad.

La personalidad es estática e interior. La marca es activa y sociable. Se afirma en un entorno y se apoya en él, y no se entiende de ninguna otra manera.

Para mi futuro: Hay que ponerse en marcha.

pablo-adan-marca-personal-futuroPorque hay que marcarse un rumbo, un destino. En su lado más racional lo llamaos objetivos, en su vertiente poética le llamaríamos mi destino.

Busca si aún no lo sabes el punto en el que quieres estar, lo que quieres conseguir. Sepas o no cual es hay que hacer un ejercicio sincero para ponerse metas. Recuerda, el que no sabe dónde va da igual el camino que tome., cuando se quiera dar cuenta será tarde y desandar el camino andado será demasiado pesado.

Y además, si no te marcas una meta nunca llegarás. Nunca sabrás si fuiste capaz de alcanzarla. ¿nos ponemos en marcha?

A ver qué necesito

  • pablo-adan-marca-personal-necesidadesMochila. Deberé ir hacia atrás y recoger todas las cosas de mi vida que me pueden ayudar. Otras las dejaré, porque no me sirvieron, porque me equivoqué o simplemente porque ya cumplieron su papel.
  • Mapa. Debo medir el terreno que piso, saber a qué me enfrento calcular el tiempo y el desgaste. Valorar el premio.
  • Brújula, marcará el rumbo. siempre hay una guía en mi vida, algo superior que debo mirar cuando me sienta perdido. Algo a lo que no debe renunciar.
  • Destino. Desde el punto de partida, las etapas, la meta. El final del camino.
  • Pero sobre todo: un motivo, porque sin un motivo para la acción no existirá auto motivación. Será necesario para mantener la constancia y la superación. la amplitud de miras, un mundo sin fronteras es también una estrategia de marca personal. Viajar, conocer, compartir.

Así que plantearse un futuro en desarrollo, crecimiento y sociabilidad plantea retos como descubrir nuevos conocimientos, disfrutar nuevas experiencias, conocer nuevas personas, experimentar nuevas sensaciones

Y con todo ello conozco a Beni: viajero incansable, mochilero de la vida, con la brújula siempre preparada, su mapa por analizar y siempre un motivo: atravesar fronteras, aprender y compartir.

Y así nace GiGoing, una red social en fase beta de cobertura mundial que está dando mucho que hablar.

Bien esto es marca personal. Es un viaje, es el viaje de tu vida donde el destino eres tú mismo. Lo demás sólo es parte del camino.

(Extracto de la conferencia impartida en El Ateneo Mercantil de Valencia bajo el título: Marca Personal: el viaje de tu vida).

Si tu fueras Presidente

parlamento pablo adanSer presidente.

A mi no me gustaría nada ser presidente. No creo que fuera capaz de resolver el problema del paro, el energético, el autonómico, el de la salud o el de la enseñanza entre otros muchos problemas que nos día tras día la vida tan complicada.

Pero si nos ponemos a pensarlo tampoco creo yo que los que hoy nos gobiernan estén mucho mas preparados que yo. A la vista está de la incapacidad de tantos más allá de su capacidad de poder e influencia dentro de su partido.

Hace unas semanas me encontraba con algún político y gentes de su entorno, asesores etc., y surgió el debate de la preparación del político, de su capacidad profesional.

Ese político que yo entendía y reclamaba debería tener formación y conocimientos necesarios en derecho, política y economía para que la gestión publica, o sea de la de los intereses generales tuviera un mínimo de garantías.

La respuesta fue muy democrática pero altamente sorprendente. Si los políticos precisaran preparación romperíamos el principio esencial de la democracia, que todos pueden llegar a ser candidatos electos, sin distinción de origen, religión, sexo, preparación …. Vale, vale, vale…, ¡que democrático! … Pero este planteamiento ha llevado a que candidatos súper democráticamente elegidos hayan sido nefastos gestores en las decisiones políticas y económicas … Y probablemente este mismo principio haya generado una gran parte de la corrupción, porque se de muchos que piensan que en el fondo se merecían el sobresueldo que se llevaban por su gestión, no lo entienden.Y claro, dentro de un partido político…

Saber o no saber

O sea, que para ejercer de abogado, arquitecto, economista, farmacéutico, profesor, administrativo, carretillero, albañil, ATS, conductor, electricista… tienes que tener un título que certifique tu preparación, genere confianza y otorgue responsabilidad, pero para ser político y regir el destino de miles o millones de personas y gestionar cientos de millones de euros en contrataciones… nada de nada. Es para ponerse a temblar. ¿Cómo quieren liderar así a los ciudadanos de una nación?

the-inside-job-626x367Pero bueno como si pienso mucho en ello me pongo malo, se me acelera el corazón y me sale la vena revolucionaria como cuando vi Inside Job prefiero jugar a pensar que puedo ser presidente del gobierno y solucionar cosas. No es demagogia.

  1. Así que me da por pensar que lo primero seria evitar que los políticos sin formación toquen un solo euro público o tomen decisiones que afecten a la economía para evitar grandes fiascos de dilapidación de ingentes millones de euros con rentabilidad cero y que siempre acaban en manos de los mismos.
  2. La segunda que los políticos no metan sus zarpas en las cajas de ahorro para evitar las obscenidades con tarjetas y demás prebendas que luego todos acabamos pagando con rescates (no se salva ni una). Y que no perdonen la deuda a los partidos políticos si no lo hacen a trabajadores, emprendedores. Y aún quieren tener autoridad moral para deshauciar.
  3. Lo tercero sería triplicar el control sobre el gatos público y que se reduzcan las vergonzosas diferencias entre los más pudientes y los más desfavorecidos.

Y tu ¿Que harías si fueras presidente ?

(Y me consta que cada vez hay más profesionales preparándose con alto sentido de la responsabilidad y vocación de servicio para la gestión pública, no en vano participo con ellos. Pero pienso que no debería ser una decisión perosnal sino una exigencia.)

Exito (infografía)

A raíz de la publicación del libro EL EXITO ESTÁ EN TI se han planteado comentarios y entretenidos debates acerca de la misión real del éxito en la vida sus ingredientes y connotaciones.

Como primera conclusión, que además considero irrefutable, es que el éxito y su sentido es diferente para cada persona.

La segunda no menos certera es que debemos separar el éxito material (profesional o no) del personal.

La tercera es lo etéreo e inconsistente del éxito en vida, ya que a la vuelta de cada esquina podemos perder parte o todo lo conseguido.

Con esta infografía, a modo de mapa mental, intento refundir los aspectos que más consistentes veo en todo el proceso.

Gracias  a todos los que habéis ido completando y debatiendo en los distintos foros.

infografia el ecito pablo adan

 

El Exito está en Ti

¿Famoso o marca personal? El test definitivo

¿Es famoso sinónimo de marca personal?

famoso marca personal microfonosA menudo confundimos famoso con marca personal, es normal. Los límites entre la realidad y los valores de una marca son a veces confusos. Sin embargo en el branding personal me atrevo a prensar que hay una prueba del algodón.

Seguro que podemos hacer un test de la verdad, de la realidad, de la persona y su marca, para comprobar si realmente tras el personaje no se oculta la persona, sino que ambas, en coherencia y complemento, abrigan una identidad sin fisuras.

Recientemente Bustamante disertaba en TV sobre la injusticia del poder del poder económico al tiempo que se publicaba su millonaria factura a un ayuntamiento por 15 minutos de pregón.

También en una reciente entrega de premios Goya una conocida actriz se deslizaba con vehemencia contra los desahucios a los pocos meses de cobrar una suculenta cantidad de dinero para promocionar una de esas hipotecas que a tantos han condenado.

Otros le cantan al amor y la fidelidad mientras maltratan a sus mujeres, o políticos populistas que se promueven en la justicia y la honra a la vez que esquilman el dinero de las subvenciones para los desempleados.

No estoy juzgando actitudes, porque desde luego hay libertad para diferenciar la persona del personaje. Sólo pretendo centrarme en que la diferencia entre famoso y marca personal se encuentra precisamente en esos pequeños detalles de coherencia en la actitud: soy como digo que soy, actúo como pienso, como soy.

Cierto es que la fama es un arma de doble filo, puesto que muchos de los famosos no lo son por voluntad propia sino por las circunstancias. Es por ello que famoso o personaje público tampoco tiene por qué ser sinónimo de afable, cercano o social. Puede ser una marca comercial, un arquetipo al que se emula para vender, pero no una marca personal, que se define entre valores personales, la actitud y la coherencia como pilares esenciales.

Así que nos centraremos en aquellos que hacen de su aceptación pública parte de su modo de vida. Aquellos que tienen vida social, opinan y se deben a la aceptación del público, aquellos a los que les gusta la cámara, el micrófono o su viralidad entre redes sociales del mundo on line.

Observarás tras leer las cuestiones que a continuación os planteo que puede ser muy difícil juzgar si hay o no marca y autenticidad tras el personaje, pero de eso mismo se trata.

Con nuestro lógico grado de desconocimiento y de falta de respuesta a muchas de las cuestiones va precisamente la duda. Sin respuestas no hay juicio posible. Sin conocimiento no debemos precipitarnos, ya que juicios prematuros pueden llevar a una condena injusta o a un premio inmerecido.

Vayamos a por esas 10 preguntas que deberás hacerte para comprobar si tu famoso objeto de reflexión o análisis, admirado o no, podría ser una marca personal.

  1. ¿Lo conoces personalmente?
    1. No, básicamente de nada.
    2. Sólo lo que leo en los medios y en sus declaraciones.
    3. Sólo me lo cuenta alguien que lo conoce
    4. Sí, lo conozco personalmente.
  2. ¿Actúa como dice que es? ¿ Mantiene una vida diferente a su vida pública?
    1. No estoy seguro.
    2. Realmente es una persona diferente en público que en privado.
    3. A medias, depende quién esté delante.
    4. Sí, es verdaderamente auténtico.
  3. ¿Lleva personalmente sus perfiles en redes sociales?
    1. No lo se.
    2. No, tiene contratada una empresa de comunicación o un community manager que se las gestiona
    3. Sólo de vez en cuando publica, pero suele hacerlo otra persona por él.
    4. Si, publica cuando puede pero lo hace él mismo.
  4. ¿Lleva una vida social en su entorno personal o profesional?
    1. No sabría responder.
    2. No se prodiga en el entorno profesional.
    3. Sólo muy de vez en cuando participa en eventos.
    4. Sí, participa activamente en su ámbito profesional.
  5. ¿Es accesible?
    1. No puedo saberlo.
    2. Difícilmente puedes acercarte a él, y menos que te escuche.
    3. Sólo en momentos concretos puedes acerca a él. A veces te escucha y alguna te responde o agradece.
    4. Es bastante cercano y afable.
  6. ¿Opina acerca de temas sociales, profesionales o de actualidad?
    1. No le sigo con mucho interés.
    2. No se suele mojar, más bien huye de compromisos y opiniones comprometidas.
    3. Sólo de vez en cuando, en los cosas de mucha actualidad y sólo si va a favor de corriente.
    4. Suele hablar y dar opiniones sean o no aceptadas. Lo hace con educación y sinceridad.
  7. ¿Responde personalmente a mensajes en RRSS?
    1. Ni idea.
    2. No, sólo publica sin interactuar con nadie.
    3. Sólo a veces lo hace su community manager en función de lo que él dice o de su perfil e identidad personal.
    4. Sí, aunque sea pocas veces suele contestar e interactuar con seguidores o críticos.
  8. Sus decisiones están regidas sólo por el beneficio económico?
    1. Tengo dudas.
    2. Desde luego. Siempre acepta por dinero propuestas aunque vayan en contra de sus intereses y compromisos sociales.
    3. No suele ocurrir aunque alguna vez ha cometido algún desliz en este sentido.
    4. Nunca hace nada por dinero en lo que no crea.
  9. ¿Participa en proyectos sociales fuera del ámbito exclusivamente profesional?
    1. Lo averiguaré.
    2. No se le conoce nada más allá de su actividad profesional ordinaria.
    3. Hace poco pero lo vende mucho en los medios de comunicación.
    4. No lo hace de forma pública y oficial, pero es sabido que colabora en varios proyectos
  10. ¿Tiene metas personales más allá de la situación profesional actual o al corto plazo?
    1. Imposible responder.
    2. Sólo pretende aprovechar el momento y no tiene un plan más allá del presente.
    3. A veces habla del futuro una vez pase su tiempo de fama y publicidad.
    4. Ya está comprometido con labores y acciones profesionales o sociales que le dan perspectiva de futuro.

 

RESULTADOS DEL TEST

Valoración y puntuaciones

  • Valora cada respuesta 1 con 0 puntos.
  • Valora cada respuesta 2 con 1 punto.
  • Valora cada respuesta 3 con 2 puntos.
  • Valora cada respuesta 4 con 3 puntos.

Conclusión y resultados

  • De 0 a 7 puntos. Tu nivel de conocimiento no es suficiente para poder emitir un juicio. Así que mejor dejarlo y seguir observando e intentando recopilar información lo más cercana a él como te sea posible.
  • De 8 a 16 puntos. Es posible que por desconocimiento de su realidad hayas puntuado bajo. Pero también es posible que si te has informado bien y lo conoces el personaje supere a la persona. No tiene ningún interés es nada más allá que la fama. No le juzgues para bien o para mal, simplemente es un famoso sin marca,
  • De 17 a 24 puntos. Tras ese famoso se esconde una persona íntegra. Asoma un conjunto de valores y actitudes que con mayor o menor riesgo se adivinan tras él, lo que le otorga un respeto como persona, incluso a veces mayor que lo acertado o no del propio personaje. No deja de haber grandes personas tras limitados o desafortunados profesionales.
  • De 25 a 30 puntos. Tienes ante ti una gran marca y una gran persona, su vida y valor como famoso pueden quedar fuera del juicio porque esta fama no es para el él un fin sino un medio para ser mejor y más comprometido socialmente. Es sin duda una marca personal de los pies a la cabeza.

Vamos, ahora coméntanos a qué personaje has analizado y el resultado obtenido. ¿te ha servido este guión para aclarar un poco las ideas?